Carne rechazada por EEUU irá a otros mercados

El ministro Aguerre consideró que "se está haciendo una tormenta en un vaso de agua"

Por Hugo Ocampo, enviado a Punta del Este

La carne rechazada en Estados Unidos por tener trazas del producto químico etión, será enviada a otros mercados con un menor nivel de exigencia en ese aspecto, confirmó esta mañana el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre. "Estamos hablando de la presencia de trazas, no son siquiera de 40 partes por billón (PPB) que es la detección que tienen nuestros laboratorios. Uruguay es un país que tiene un amplísimo reconocimiento en el mundo y que anualmente presenta su Plan Nacional de Residuos Biológicos, que fue convalidado por Estados Unidos, donde figura nuestra capacidad analítica del etión y una tolerancia de 2.500 PPB, con una capacidad de análisis de 40 PPB con trazas", dijo el jerarca.

Aguerre explicó que en casi ningún país del mundo ese producto está prohibido, por lo tanto no hay problemas de vender esa carne a otro mercado. El jerarca opinó que "se está haciendo una tormenta en un vaso de agua", porque el producto está autorizado en Uruguay, así como también lo está en Australia, país que le exporta a Estados Unidos 20 veces más carne que Uruguay.

El ministro remarcó que esa carne no se tirará, sino que está siendo direccionada a otros mercados de exportación. "Ese residuo no es analizado en otros países, por lo tanto puede ir a cualquier otro mercado", insistió.

Razonó que haber detectado etión en la carne de cinco contenedores significa además que hubo otros 300 o 400 contenedores que no tuvieron ningún tipo de problema, porque los análisis resultaron negativos.

Informó que durante unas horas estuvieron detenidos todos los contenedores de ese frigorífico, hasta que la autoridad sanitaria de Estados Unidos hizo sus análisis correspondientes. Luego se rechazaron los cinco donde se encontraron trazas de etión y el resto ingresó al país sin ningún tipo de problema, remarcó Aguerre.

Por último, el titular del MGAP pidió tranquilidad, porque Uruguay demostró ser un país serio, con capacidad de respuesta y sus servicios sanitarios tienen toda la confianza del mundo. Reconoció que errores pueden ocurrir siempre, y pueden estar originados en que alguien no respete los tiempos de espera luego de hacerle al ganado el tratamiento contra garrapata o mosca, en un año especial para la aparición de este tipo de problemas dado el exceso de lluvias.

"Tenemos que tener claro que cuando manejamos productos químicos, debemos respetar un determinado manejo. Estados Unidos es un mercado muy importante para nosotros, por lo tanto estamos revisando toda la política de tiempos de espera y toda la política de comunicación con los productores para que no ocurran problemas", concluyó.

Antecedentes

En marzo y abril de 2013 detectaron carne uruguaya con escherichia coli en Holanda y Alemania, respectivamente. De inmediato la autoridad sanitaria de Uruguay suspendió preventivamente al frigorífico involucrado mientras se analizaba la situación.

Otro inconveniente similar ocurrió cuando China rechazó contenedores con grasa vacuna de Uruguay que llegó a destino en mal estado. El MGAP suspendió a cuatro frigoríficos para exportar a China, no solo grasa sino también carne. Dicha suspensión se extendió por cinco meses, mientras se hicieron los estudios correspondientes y de recibir a la autoridad sanitaria china en el país, para que volviera a habilitar esos frigoríficos.


Acerca del autor