Carnicerías: dos de cada tres vende artículos de almacén sin permiso

INAC inspeccionó a 610 comercios; reconoce "competencia desleal" de carniceros
Un relevamiento del Instituto Nacional de Carnes (INAC), en las carnicerías de Montevideo detectó que dos de cada tres carnicerías comercializa productos de almacén e incumple la normativa vigente que autoriza solo algunos artículos no cárnicos. El gerente de contralor de INAC, Daniel Cazet, explicó que los controles apuntan a "cuidar al consumidor uruguayo". "Tienen pilas de comida de mascotas, hasta carbón encontramos, querosén, detergente. Todo eso es inviable en una carnicería", apuntó. Los comercios fueron notificados y tienen plazos de entre 30 y 90 días para retirar la mercadería no habilitada. "Al final es una competencia desleal para con los almacenes también", admitió. Lo que sigue es un resumen de la entrevista que El Observador mantuvo con Cazet.

¿Por qué se incrementaron los controles en las carnicerías?
Estos controles siempre existieron a partir que se generó esta dirección. El decreto 110/95 está vigente y es una cosa que se está revisando porque tiene ya 20 años. Hubo épocas en que se vendía poco y ahí capaz que (las carnicerías) abusaron un poco de lo que tienen para vender. Todo lo que se le pide en la reglamentación es netamente para mantener la inocuidad del producto. Y que lo higiénico sanitario sea lo importante dentro de la carnicería. Con toda esta venta de productos no cárnicos –que es una posibilidad que pueden tener si lo piden–, no se puede ni limpiar la carnicería. Hay muchos lugares que son almacenes en lugar de carnicerías. A los que abusaban siempre se los controló y se los hizo achicar. Además, el presidente (de INAC, Federico Stanham) se reunió en marzo con las gremiales anunciándoles lo que íbamos a hacer. Todo consensuado con ellos. Podemos tener matices respecto a algunos artículos, pero siempre se los va a consultar. Se los notificó uno por uno a los locales de venta en Montevideo sobre en qué situación estaban. Y se nos presentaron cuatro situaciones diferentes.

¿Qué situaciones?

Estaban los que tenían permisos para venta de productos no cárnicos y cumplían con el listado, los que no tenían permiso, los que tenían permiso y vendían más de lo habilitado y los que no vendían nada. De las cosas que nos llevan a emparejar la situación por la competencia leal es que de todo el relevamiento que se hizo en Montevideo un 34% de los carniceros cumplía con las normas y un sesenta y pico por ciento (66%) no tenía permiso ninguno o vendía más de lo permitido por el permiso. Lo que tienen que respetar según los metros que tenga el local, es 25% que pueden utilizar para la venta de productos no cárnicos (habilitados). Porque sino también es competencia desleal para con los almacenes. Además, hay productos que no los controla nadie, están en una zona gris. Puede haber productos que estén vencidos, en mal estado o que no tienen un origen legal también.

¿Qué cantidad de carnicerías hay en Montevideo?

Alrededor de 610.

¿Venden productos de almacén sin estar autorizadas?
Seguro. Estamos basados en la inocuidad, cuidamos al consumidor uruguayo, de la misma manera que cuidamos la carne que sale para afuera. Uno antes se acostumbraba a ver que a mediodía estaban todos baldeando las carnicerías. Hoy es difícil, porque tienen pilas de comida de mascotas, hasta carbón encontramos, querosén, detergente. Todo eso es inviable en una carnicería.

¿Hubo algún pedido de los supermercados, de las tiendas de conveniencia para que se controle más?
No para nada. No hubo ningún pedido de nadie. Lo único que sí hay un pedido de Cambadu porque ellos no pueden vender carne.

¿Se va a actualizar la lista con más productos no cárnicos?
Está casi pronta, capaz que sí. Lo importante es respetar los espacios.

¿Un argumento de las gremiales es que los carniceros más chicos pueden verse afectados porque con la carne sola es difícil subsistir?
El carnicero chico por lo general es dueño de su local y lo trabaja él solo. Sí, capaz que alguno se le complica para seguir. No es la idea tampoco. Buscaremos la manera. Estamos buscando certificaciones, todo eso podría llegar a achicar un poco la habilitación en cuanto al costo. Cuanta más competencia haya mejor. El carnicero se ha agiornado muchísimo. Pero siempre pensamos en el maestro carnicero como en otras partes del mundo, que haga elaboraciones, que le facilite la vida al que va a trabajar y cuando llega a la casa lo que quiere hacer es una cosa rápida. Tienen que buscar la manera de ir a un producto más terminado.


Populares de la sección

Acerca del autor