Casi el 60% de madres no amantan al bebé en su primera hora de vida

Según UNICEF eso conlleva riesgos en la salud para el recién nacido
De acuerdo con un estudio publicado esta semana por UNICEF, más de la mitad de los bebés recién nacidos no reciben leche materna en su primera hora de vida. Las primeras horas son claves para la vida del bebé y están muy vinculadas con la lactancia.

Con retrasar el amamantar apenas dos horas después del parto, según UNICEF, el riesgo de muerte neonatal se eleva hasta en un 40%; mientras que demorar más de 24 horas lo hace en un 80%. Los beneficios de la lactancia en las primeras horas de vida son varios. En primer lugar está el de transferir nutrientes al pequeños pero también la leche proporciona anticuerpos al recién nacido.

"La lactancia es la primera vacuna del bebé, la primera y mejor protección contra todas las enfermedades", dijo a la revista Scientific America, France Bégin, conseja de nutrición de UNICEF. "Prolongar la espera del primer contacto externo del bebé con su madre reduce las chances de supervivencia, afecta la producción de leche en la madre y reduce la posibilidad de iniciar la lactancia exclusiva", expresó la experta.

En el mundo 77 millones de niños no reciben la leche materna de manera temprana. Esto equivale a casi el 60% de todos los niños recién nacidos. Sin embargo, esta cifra es mejor que la que se manejaba en años anteriores. Regiones como Asia y África oriental y sur contribuyeron al aumento de la lactancia materna. En estas regiones muchos médicos y enfermeras no tienen el entrenamiento suficiente y no promueven la práctica de la lactancia temprana.

Los datos de mortalidad infantil en el mundo siguen dando alarma: la mitad de los menores de 5 años que mueren en el mundo son recién nacidos. La región de África Subsahariana es la zona identificada por UNICEF como una de las más preocupantes en este sentido debido a que mantiene las mismas cifras que los años anteriores.

Un problema identificado en occidente es el uso de suplementos y leche vacuna azucarada como sustituto de la leche materna para los recién nacidos. Solo el 43% de las madres brindan exclusivamente leche materna a sus bebés de menos de seis meses. 800 mil serían las vidas salvadas si todas las madres amamantaran a sus bebés durante los primeros seis meses.

Según UNICEF un niño que no recibe leche materna tiene 14 meses más probabilidad de morir que los lactantes.