Caso Micaela García: el femicidio que despertó la indignación en Argentina

El asesino estaba bajo libertad condicional por delitos sexuales

El hallazgo del cuerpo de una joven de 21 años, violada y asesinada, que había desaparecido hace una semana, conmocionó a la sociedad argentina este sábado.

Las convocatorias a marchar exigiendo justicia se multiplicaron a través de las redes sociales. La principal marcha está organizada para el martes en la Plaza de Mayo frente a la sede del gobierno federal.

Micaela García, una estudiante universitaria de la ciudad de Gualeguay (Entre Ríos, 240 km al noroeste de Bueno Aires), era buscada desde el 2 de abril cuando desapareció a la salida de un local bailable.

El cuerpo fue encontrado este sábado en medio de pajonales a dos kilómetros de la ruta. El autor del crimen -que ya fue apresado- fue un hombre que trabajaba en Gualeguay y que había salido de la cárcel bajo libertad condicional a raíz de una decisión del juez Carlos Rossi. Se encontraba cumpliendo una pena por delitos sexuales ocurridos en julio de 2016.

El auto del detenido fue captado por cámaras de seguridad cuando merodeaba el lugar donde la joven fue vista con vida por última vez. Tras el asesinato el hombre abandonó Gualeguay y viajó a Buenos Aires donde fue atrapado en la casa de su madre.

La confirmación del asesinato de Micaela y los antecedentes del asesino despertaron la indignación. "Es necesario asumir la responsabilidad que le cabe a los jueces, que al menos hagan cumplir las penas impuestas. Las vidas que se pierden producto de una irresponsabilidad son irreparables", dijo al diario Infobae el ministro de Justicia, Germán Garavano.

El presidente Mauricio Macri también se pronunció sobre la polémica decisión del juez que liberó al acusado previo a que cometiera el asesinato. "Este tipo de jueces no lo podemos tener", dijo el mandatario.

"Todos tenemos que entender que tenemos que asumir nuestra responsabilidad. No hay un presidente o un gobierno que resuelva mágicamente los problemas. Somos todos", dijo Macri.

Fabiana Tuñez, presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, dijo: "Acá hay dos responsables: el asesino de Micaela y un juez que lo liberó". La Asamblea Participativa de Mujeres llamó a la sociedad a movilizarse "por Micaela y por todas las víctimas de la violencia de género". "Exigimos respuestas del sistema judicial que sigue amparando a violadores, abusadores y pedófilos", reza la convocatoria.

El asesinato de Micaela se conoce dos semanas después del de Florencia, una niña de 12 años violada y asesinada por su padrastro, arrestado junto a la madre de la niña a quien la justicia considera partícipe necesaria.

En Argentina se asesina en promedio a una mujer cada 30 horas, según la ONG Casa del Encuentro.

La organización Ni una menos -un movimiento del que Micaela García era partícipe- señaló en un reporte que 97% de casi 6.000 mujeres de 1.800 localidades del país dijeron que más de una vez fueron víctimas de acoso en espacios públicos y privados.

Argentina es uno de los países de la región donde se desarrolló con más fuerza el movimiento Ni una menos ante la ola de feminicidios de los últimos años.

El 8 de marzo, en coincidencia con el Día Internacional de la Mujer, se realizó un paro mundial de mujeres para protestar contra los feminicidios, el patriarcado y la discriminación de género.

El papa convocó a la familia

El sumo pontífice llamó el domingo a Néstor García y Andrea Lescano, los padres de la joven, quienes residen en la provincia argentina de Entre Ríos.

"Ayer estuvimos hablando. Ya tenemos la bendición a nuestro hogar del papa. Llamó al teléfono de mi marido", contó este lunes Andrea Lescando en declaraciones a radio Continental, de Buenos Aires.

Lescano relató que Francisco les dijo que les "daba toda su bendición" y que estaba "siguiendo el caso de cerca". En la conversación, el papa hizo referencia a la labor social que desempeñaba la joven, de 21 años, como parte del movimiento político peronista JP Evita.

"En medio de tanto dolor, una inmensa alegría. Me llamó el papa Francisco y hablamos cinco minutos, también habló con Andrea", escribió en la red social Facebook Néstor García, quien agradeció al papa por "su humildad y su respeto".


Populares de la sección