Cataluña tiene fecha para referéndum pero España se opone

El gobierno de Cataluña anunció que la fecha para el referéndum sobre la independencia de ese territorio será el 1 de octubre

"¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?", es la pregunta que las nacionalistas que gobiernan esa región del noreste de España plantearán a los ciudadanos, según anunció el presidente catalán, Carles Puigdemont, mientras estaba reunido el Consejo de Ministros español.

En su declaración Puigdemont explicó que esta convocatoria la hace "en ejercicio del legítimo derecho a la autodeterminación que tiene una nación milenaria" como Cataluña y aseguró que su Gobierno "se compromete a aplicar" el resultado que salga de las urnas.

Por su parte, el gobierno de España mantiene que esa consulta soberanista es ilegal e inconstitucional y dejó claro reiteradamente que adoptará todas las medidas necesarias para impedirla.

El ministro portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, afirmó que el anuncio de la fecha y la pregunta del referéndum responde a una "estrategia cada vez más minoritaria, unilateral y radical" y a una "escenificación" que refleja la "soledad y aislamiento" de los soberanistas catalanes.

También le recordó al presidente catalán la "obligación" de proteger los derechos de todos los ciudadanos y de preservar la neutralidad política de las instituciones y de los funcionarios catalanes, "que no tienen por qué verse forzados a asumir la responsabilidad en la que otros incurren al mantener un desafío al Estado de Derecho".

Referéndum Cataluña


Puigdemont recordó que hace siete años el Tribunal Constitucional (TC) español rechazó la reforma del Estatuto de Cataluña, máxima norma que rige la vida de la región, aprobado por el Parlamento Catalán y ratificado en referéndum por los ciudadanos.

Desde entonces, los intentos de diálogo entre el Gobierno catalán y el español tuvieron una "larga colección de noes".

Con el anuncio de la fecha y la pregunta, Puigdemont cumple su promesa de emprender una vía unilateral hacia la independencia, después de la negativa del Gobierno español de Mariano Rajoy a negociar una consulta sobre la independencia de Cataluña.

El Tribunal Constitucional ya anuló un primer intento de consulta soberanista, convocado por el Gobierno catalán en noviembre de 2014, y finalmente se celebró una consulta informal, sin valor legal.

Puigdemont explicó que esta convocatoria la hace "en ejercicio del legítimo derecho a la autodeterminación que tiene una nación milenaria" como Cataluña y aseguró que su Gobierno "se compromete a aplicar" el resultado que salga de las urnas.
Sus promotores, entre ellos el anterior presidente de Cataluña Artur Mas, han sido procesados y condenados no poder volver a ocupar un cargo público.

Según Puigdemont, el TC español es una institución "fuertemente politizada" y "comprometida" con el gobernante Partido Popular (centroderecha) del presidente Mariano Rajoy.


Fuente: EFE

Populares de la sección