Catorce uruguayos llevan una semana varados en Ruanda

El grupo, en su mayoría periodistas, fue invitado sin visa por el Ejército uruguayo al Congo, que ahora traba el ingreso


Un grupo de 14 civiles uruguayos -en su mayoría periodistas- invitados por el Ejército Nacional quedó varado en Ruanda (África) sin poder entrar a la República Democrática del Congo, destino de fuerzas uruguayas integrantes de la Misión de Paz de las Naciones Unidas.

"Tranquilos, todos van a pasar", dijo uno de los militares a cargo del grupo desde Montevideo cuando un periodista preguntó si se había tramitado la visa de ingreso al Congo. Los civiles –que viajaban junto a más de 200 militares que vienen a relevar la misión- salieron de Uruguay el martes 12 de abril y llegaron a la frontera entre Ruanda y la RDC sobre las 11 de la noche del día siguiente.

Los más de 200 militares que viajaron con ellos en el primer vuelo de relevo de la misión en la RDC cruzaron la frontera a pie y sin mayores problemas. Pero los periodistas debieron esperar. Los rostros de los aduaneros armados no denotaban simpatía. Las noticias tampoco eran favorables: no se había tramitado la visa exigida y el viaje para esas 14 personas no podía continuar.

El Ejército ha invitado a que periodistas acompañen sus relevos en la misión del Congo desde 2005, y esta es la primera vez que hay un inconveniente de este tipo. Hasta el 2015, los civiles viajaban con pasaporte oficial. "Desde el momento en el que se decidió cambiar de pasaportes diplomáticos a pasaportes de turista, hubo militares que expresaron que eso podría generar problemas", dijo el coronel Arturo Merello, quien hasta el 18 de abril fue Jefe del Batallón Uruguay IV en la RDC.

El general Juan Saavedra, que viajó a la RDC junto a los periodistas como inspector de la misión, admitió que el error al no tramitar las visas en el tiempo y forma correspondientes provenía de Montevideo y no del contingente uruguayo en Goma. Prometió iniciar las investigaciones necesarias cuando llegara el momento, una vez resuelto el ingreso de los civiles varados.

Para buscar una solución, el comandante Guido Manini Ríos se comunicó con el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro y éste con el canciller Rodolfo Nin Novoa, quien a su vez inició gestiones ante las autoridades de Congo y de las Naciones Unidas. También intervinieron embajadas de Uruguay en África para ayudar en los trámites.

El sábado 16 de abril fue aprobada la visa por el departamento de Migraciones del Congo, pero ahora el Ministerio de Comunicación solicitó información sobre los periodistas y las tareas que tenían pensado realizar en ese país. Hasta que no esté esa autorización, no se podrá ingresar.

"Me parece que esto no va a tener un buen fin, pero seguimos peleando", afirmó Merello. El coronel atribuye el problema a una cuestión política, un cambio de actitud del gobierno congoleño para con la Monusco. "Por cómo está la situación hoy, de haber venido con visa los hubieran trancado por otra cosa", agregó. En los últimos meses hubo antecedentes de visitantes de otros países que han tenido problemas de ingreso al Congo a pesar de contar con visa o pasaporte diplomático.

Una semana luego de la llegada a Ruanda, los 14 civiles -entre ellos Cecilia Arregui de El Observador- siguen varados en el hotel Dian Fossey de Gisenyi, una pequeña ciudad turística en la frontera, a orillas del Lago Kivu. Se encuentran acompañados por un teniente desarmado y de civil, que funciona como enlace con la base en Goma. El costo de la estadía (hotel, alimentación y recreación) lo paga el Ejército y ronda los US$ 1.000 por día por los 15 uruguayos.

Los civiles tienen también la visa de Ruanda vencida, pues en su momento se tramitó una de tránsito por tres días, y llevan hasta el momento siete noches. Según averiguaciones realizadas por ellos mismos, no habría problema de quedarse más días en el país si se paga una multa a la hora de la salida.

"Esta es la situación hoy. ¿Buenas noticias? Ninguna. ¿Algo que les levante la moral? Nada. ¿Algo que les de esperanza? Negativo", dijo Merello en una visita a los periodistas durante la tarde del martes. "Yo los vengo a visitar porque soy coronel y tengo la facilidad de entrar y salir. Los soldados no pueden hacer eso. Es la única razón por la cual estoy acá, saber cómo están pasando. Después, el problema de si ingresan o no ingresan al Congo está por fuera de mí", agregó.

Estos 14 uruguayos se enfrentan a al menos dos días más de vacaciones forzadas en Gisenyi. El vuelo con los militares uruguayos partirá desde Kigali, capital de Ruanda, el próximo viernes al mediodía. Pero el cronograma aún puede cambiar.


Populares de la sección