Cautela en comercios por ventas de TV para zafra de Copa América

Eventos donde juega la selección suelen acelerar recambio, pero hoy la coyuntura es otra
La cita de un nuevo evento deportivo como la Copa América Centenario –que comenzará el próximo 3 de junio– vuelve a reflotar el interés de la sociedad uruguaya por la suerte de la selección mayor de fútbol, que goza de una sostenida popularidad producto de una racha poco habitual de buenos resultados y el destaque a primer nivel internacional que han logrado futbolistas como el goleador histórico de Uruguay y reciente bota de oro de Europa, Luis Suárez. Sin embargo, eso no alcanza para que las casas de electrodomésticos vean con optimismo el desarrollo de una "minizafra" de venta de televisores en los próximos días. La desaceleración de la economía también se traslada a las decisiones de recambio de esos aparatos.

La sucesión de competencias donde la selección ha participado últimamente –Mundial de Brasil 2014 y luego la Copa América de Chile 2016–, sumado al "gran recambio" de TV que hubo durante el Mundial Sudáfrica 2010, hacen difícil prever un "boom" de la demanda, aunque las casas de electrodomésticos dicen que queda espacio para seguir vendiendo. En diálogo con El Observador el gerente comercial de Barraca Europa, Marcelo Zador, comentó que aún "queda potencial" para seguir comercializando televisores en los hogares uruguayos. Los últimos datos del censo muestran que en cada hogar existen en promedio 3,9 unidades. Para el ejecutivo, "es claro" que aún no ingresaron al país 4 millones de nuevos televisores (plasmas, led, smart TV) que sustituyan a los legendarios modelos de tubos de imagen. "Nadie está aferrado a un televisor de 20 pulgadas con tubo. Si no lo cambió, es porque aún no pudo", explicó Zador.

Precisamente, el director de Motociclo Fabián Rozenblum, comentó que "no hay muchas expectativas" de ventas por las Copa América. "Aguardamos con bastante cautela porque el mercado estaba "bastante saturado", y el sector está "acusando el impacto de la desaceleración del consumo en general".

De acuerdo a la última encuesta que divulgó la Cámara de Comercios y Servicios, las ventas en términos reales de las casas de electrodomésticos cayeron 15% en promedio el año pasado y 2,7% en el primer trimestre de este año respecto a 2015.

En Barraca Europa esperan que las ventas muestren un "despegue", aunque "no será nada del otro mundo", producto de que en los últimos años se dio un "bombardeo" de eventos deportivos donde participó la selección uruguaya de fútbol.

Por su parte, Motociclo tiene previsto ser "más agresivo" en su programa de comercialización ofreciendo descuentos especiales y ofertas puntuales para algunas gamas de productos de televisores con los que trabaja.

Menor importación

De acuerdo a los datos de importación de televisores de Uruguay XXI, en el cuatrimestre enero-abril ingresaron a Uruguay unos 68 mil aparatos por un monto de US$ 11,9 millones CIF, esto implicó una merma de unas 30 mil unidades respecto a las casi 100 mil que ingresaron en igual período del año pasado por US$ 21,7 millones CIF (-45%). El último dato de abril arrojó que se despacharon por Aduanas 20.698 unidades, se trata del mayor nivel mensual en lo que va del año, aunque en igual mes del año pasado ingresaron al país 36.184 televisores.

En tanto, el precio promedio de importación por unidad viene mostrando una tendencia marcada a la baja. En abril fue de US$ 137 por aparato, mientras que en igual mes del año pasado fue de US$ 209. Para Zador, los precios están bajando porque ahora el "nicho" del negocio que se muestra más fuerte es de la gama de televisores que están entre 22 y 40 pulgadas, generalmente destinados a "segundos ambientes" como dormitorios, cocinas u otros, por fuera del clásico living que ya cuenta con TV de un mayor tamaño que fueron cambiadas hace relativamente poco tiempo.

Sin embargo, para Rozenblum el nicho de ventas que puede ser más atractivo para la colocación para la zafra de la Copa América es el de TV por arriba de las 50 pulgadas. Actualmente, un televisor led de este tamaño tiene un costo de unos US$ 1.100. En el otro extremo, un televisor de 20 pulgadas se puede conseguir desde US$ 130.

Precisamente, para el director de Motociclo otro factor que está llevando a que los precios de importación y venta estén cayendo, obedece a que los consumidores están optando más por adquirir televisores de menor costo de marcas menos reconocidas porque las prestaciones son muy parecidas y la diferencia que puede existir hoy de unos US$ 150 o más "pesa más que en el pasado" a la hora de definir la compra.

Consultado por el impacto de una mayor cotización del dólar, Zador explicó que si bien tiene su incidencia en la evolución de las ventas, la mayor incertidumbre se genera cuando la cotización del billete verde se muestra "inestable". En el último par de meses, el dólar abandonó la racha alcista que registró durante el primer bimestre del año y tendió a estabilizarse en el eje de los $ 32.

Populares de la sección

Acerca del autor