Central Lanera presentó nuevas opciones para competir

Lanzó innovaciones comerciales que se añaden a la del precio promedio
Central Lanera Uruguaya (CLU) aspira a tener una mayor participación en el mercado lanero local, para lo cual resolvió intervenir con nuevas opciones de negocios que se agregan a su tradicional herramienta de comercialización, la del precio promedio. Esto fue informado en la víspera por las autoridades de la cooperativa, en un acto en el que comunicaron los resultados del zafra anterior y los adelantos para la nueva temporada.

Durante 50 años la cooperativa se manejó con el sistema de precio promedio que le caracterizó y que se habrá de mantener, pero que no resulta suficiente para abastecerse de la lana que necesita para su industria exportadora, destacó a El Observador el presidente de la CLU, Álvaro Fossati.

El pasado año se implementó un plan piloto de compras directas a productores, quienes mostraron el interés por este sistema que comienza a funcionar este año y que significará una mayor competencia en el mercado lanero local, admitió el dirigente.

Las opciones


Las opciones que se ofrecerá este año, además del precio promedio que seguirá como el producto "abanderado" de la cooperativa, serán en primer lugar la venta a fijar precio, donde el productor compromete su lana y tiene un período de agosto a diciembre para concretar el valor del lote entero, de acuerdo al precio semanal suministrado por CLU que elija. Este productor podrá acceder a los productos y servicios que ofrece la institución, pero con un incremento del 30% en relación a los productores que operan con el sistema promedio.

Luego hay otras dos opciones que serán la venta puntual de lana disponible y la venta de lana en el lomo del animal, que luego de revisado el lote se informará de los precios a lo largo de la zafra y cuando se decida el productor se hace la venta, explicó Martín Riso, del Área de Promoción de la CLU. Los productores que elijan una de estas opciones no podrán acceder a los servicios de la CLU.

El gerente general de la CLU, Diego Saavedra, informó a su vez los principales indicadores de precios de la zafra lanera recién finalizada. Las lanas Merino registraron precios que oscilaron entre US$ 5,33 y US$ 7,56 de promedio por kilo de vellón con un máximo de US$ 11,87. Ese máximo, que fue el mayor de la zafra de la CLU, correspondió a un lote de 2.229 kilos, de la firma Isabel y Julio García Risso, de Flores.

En Ideal la mayoría de los lotes oscilaron entre US$ 4,21 para los lotes en el tercil inferior y US$ 5,41 los del tercil superior, con un máximo de US$ 5,80. En Merilín, la mayoría de los lotes tuvieron precios entre US$ 3,77 y US$ 4,37 con un rango de máximos de US$ 4,67 el kilo. En Corriedale, entre US$ 2,33 y US$ 3,35 con un máximo de US$ 4.44. Por último en Romney los valores fueron de entre US$ 1,93 y US$ 2,01 y un máximo de US$ 2,04.

Adelantos para 2017/18

Finalmente, se puso en marcha la operativa de la zafra 2017/18, habiéndose dispuesto el tradicional sistema de adelantos a los producotres que inscriban sus lotes para participan del sistema de precios promedios. Para lanas Merino habrá un adelanto de US$ 3 por kilo, en Ideal US$ 2,25, en Merilín y Cruzas Finas US$ 2, en Corriedale US$ 1,20 y en Romney el adelanto será de US$ 0,90.

Dificultades

En el mercado de lana en la pasada zafra hubo una demanda normal en Europa, mientras que China recién está retomando la de lanas finas, pero sin demandar las finuras que tradicionalmente exporta Uruguay. Eso determinó que se ampliara la brecha de precios en un 30% entre las 26 y 28 micras, dijo el presidente de Central Lanera Uruguaya, Álvaro Fossati. Las perspectivas de la nueva zafra es que continuarán los valores razonablemente buenos para lanas finas. En lanas medias y de calidad está difícil para operar, indicó.


Populares de la sección

Acerca del autor