Cerró la confitería Cantegrill y así se despiden los clientes

La empresa ya lo había anticipado, y este domingo fue el último día de atención al público. Aquí algunas historias de reuniones y paseos familiares entre masitas y cafés
Clientes de la confitería Cantegrill comentan el cierre de un símbolo de Punta Carretas

Este domingo a la tarde cerró de manera definitiva la confitería Cantegrill según informó Telemundo en su edición dominical y especificó que se vivió una jornada "intensa y emotiva".

"No es un capricho, es que no da para más", admitió días atrás a El Observador Carlos, director de la confitería y sobrino de uno de sus fundadores.

El local se encuentra a los pies de una torre de Humberto Pittamiglio. Sin embargo, eso que enaltece a la confitería también es una de sus mayores debilidades. Humedades, pérdidas en las tuberías y paredes descascaradas son algunas señales que da el edificio sobre su decadencia. La torre tiene una rajadura que la atraviesa y varios huecos delatan la caída de los ladrillos sobre la vereda. Cuando se le pregunta por la decisión de cerrar, Carlos responde: "Esto no es para que funcione una confitería. Perjudica la labor cotidiana". Se va por un pasillo y vuelve con un montón de papeles en su mano. Revisa, va para atrás y para adelante. "Tenemos tres multas de la intendencia", ejemplifica y asegura que se deben a escaleras en mal estado y revoques caídos. La situación edilicia es solo la última gota del vaso. "Desde hace 15 años que los dueños no agarran ni un dividendo", revela Carlos y después cuenta una serie de entramados y disputas en la interna de la sociedad que trajeron como consecuencia el cierre de la confitería. Hace dos años que la SA no cobra el alquiler del local. Todos los meses se van $ 700 mil en los sueldos de los 22 empleados y otros $ 50 mil solo en la cuenta de luz y en el último mes el presidente de la confitería y uno de sus dueños, Gerardo Fariña, tuvo que poner dinero para pagar salarios.

El próximo martes desde las 9 de la mañana se realizará una feria americana en el local para vender todos los objetos que pertenecieron a la empresa y de la cual sus dueños se quieren desprender. Frascos, latas y balanzas antiguas son algunas de las cosas que acumuladas en su depósito del pequeño castillo.



Populares de la sección