Chacras sin daños por el tornado, pero sí por lluvias excesivas

La cosecha de soja estará paralizada varios días; mermarán los rendimientos y la calidad

Si bien el tornado no produjo daños en los cultivos agrícolas ubicados próximos a Dolores, en Soriano, sí se están manifestando perjuicios muy notorios por las excesivas precipitaciones.

Concretamente, en un área que no se ha podido cuantificar pero que se estima es muy significativa en relación al total de hectáreas sembradas, el exceso hídrico expresado en los últimos días –y que se anuncia se acentuará– está incidiendo en una merca en el rendimiento y en la calidad, especialmente en la soja.

La soja es el cultivo más extendido en el área agrícola nacional, ocupando 1,2 millones de hectáreas en la actual campaña. La soja es, por otra parte, el cultivo más extendido en el área agrícola nacional, ocupando 1,2 millones de hectáreas en la actual campaña.

Germán Bremermann, integrante del directorio de la empresa Barraca Erro, confirmó a El Observador que la cantidad que llovió ha sido impresionante. El tornado directamente no daño los cultivos, ni el viento, no hubo granizada, pero sí llovió muchísimo y el estado de las sojas preocupa".

La cosecha apenas se había iniciado antes del jueves pasado. Hasta entonces, el grano recibido en las plantas de silos era de buena calidad, y con rendimientos buenos, pero ahora eso está en duda para el resto de la cosecha, dependerá de cómo se siga comportando el estado del tiempo.

Se precisan kilos para empatar

Esta adversidad productiva se añade en un escenario complicado para los agricultores. El precio de la soja en las últimas campañas se desplomó y si bien últimamente mejoró, sigue siendo muy ajustado el margen y "se precisan kilos" para al menos desquitar los costos productivos, lo cual ahora, en muchos casos, está en duda.

Obviamente, la tareas en las chacras están totalmente paralizadas y así seguirán hasta que las máquinas puedan ingresar, para lo cual se estima, dados los pronósticos de precipitaciones, sucederá dentro de varios días.


Los agricultores temen que en las chacras aparezcan dificultades en materia de sanidad vegetal.


Autoridades de la Asociación Rural de Soriano (ARS) con las que dialogó El Observador este sábado indicaron que el tornado en Dolores afectó a algunas empresas vinculadas a los agronegocios, con daños materiales en sus locales dentro de la ciudad y destrozos en galpones, silos, maquinaria y vehículos en el área suburbana de esa ciudad.

Luis Manuel Irastorza, directivo de la ARS, destacó que la gremial de inmediato, apenas conoció la adversidad, se puso en campaña para hacer un relevamiento y armó un equipo de trabajo que compró alimentos y al mediodía de esta jornada estaba coordinando con el Ejército cómo entregar esa donación y qué más se podía hacer para dar una mano.

Volviendo a los daños en los campos, no se tienen al momento denuncias de mortandad en rodeos vacunos y majadas, pero sí en campos muy complicados por el exceso de lluvias hay ganados que están sintiendo la adversidad y se teme por algún perjuicio sanitario.

Bremermann, tras explicar el impacto de las lluvias en las sojas, que es lo más grave, puntualizó que en el caso de los otros cultivos de verano el maíz se había cosechado antes casi totalmente, tarea que había avanzado también en buena medida en los sorgos.

Se acentuó el deterioro en la caminería

Mientras tanto, productores consultados por El Observador señalaron una preocupación adicional, en relación a cómo toda esta adversidad climática acentúa los problemas de infraestructura.

Por un lado, una buena parte de la caminería rural que ya estaba en mal estado ahora está prácticamente intransitable. Eso dificulta las tareas, especialmente la de trasladar la producción.

Por otro lado, se achica la ventana de cosecha de la soja y más allá de las dificultades de calidad y rendimiento, también sanitarias, cuando se pueda trillar se producirá un gran cuello de botella para trasladar y almacenar la producción.


Las actividades agrícolas, dadas las intensas lluvias, estarán totalmente paralizadas varios días.


Corresponde destacar que ha llovido en todo el territorio, pero especialmente eso se ha expresado en Soriano, Colonia, San José, Río Negro, Flores, y Paysandú, que son los departamentos que concentran la mayor cantidad de la agricultura nacional.

Las precipitaciones, en algunas zonas, fueron superiores a 200 mm en una jornada, volumen de agua que los campos normalmente a esta altura del año reciben en períodos no menores a 20 días.