Chavistas denuncian fraude en las firmas opositoras contra Maduro

Oficialismo venezolano presentó recurso contra autoridad electoral
El oficialismo venezolano presentó ayer ante el Tribunal Supremo de Justicia una demanda por "fraude" en la recolección de firmas impulsadas por la oposición del país caribeño para activar un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

El chavismo solicitó un fallo contra las más de 600 mil firmas del paquete de 1,8 millones presentadas por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que, según el Poder Electoral "no cumplieron con los criterios requeridos", y que el oficialismo venezolano califica como un "gigantesco fraude a la ley".

"Hemos venido a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia para introducir una demanda con amparo cautelar, para que se cuiden los derechos constitucionales de los venezolanos", dijo a la prensa tras entregar el recurso el dirigente chavista y jefe de la comisión presidencial para verificar las firmas del revocatorio, Jorge Rodríguez.

La demanda intenta paralizar el inicio de la segunda etapa de recolección del 20% de rúbricas del registro electoral (unos cuatro millones de firmas) con las cuales se solicitaría formalmente el revocatorio, que está en la fase de validación, según aprobó el Consejo Nacional Electoral (CNE).

La oposición reclama la posibilidad de que en los próximos meses se lleve a cabo el revocatorio como una salida a la crisis que vive el país, afectado por el desabastecimiento de alimentos y medicinas y con una economía golpeada por la caída de los precios petroleros, su principal fuente de ingreso.

Mientras el chavismo, con Maduro a la cabeza, señaló el fin de semana que, de cumplirse los requisitos de la ley, la consulta tendría lugar en 2017, ya que debió solicitarse el 11 de enero pasado, un día después de cumplirse la mitad del actual período presidencial.

"Si cumplen sus requisitos, el referéndum revocatorio será el próximo año y punto", afirmó Maduro durante un acto oficialista, horas después de que su canciller, Delcy Rodríguez, expusiera esta tesis ante el cuerpo diplomático acreditado en el país.

El fondo del tema

El trasfondo de la discusión es el escenario que se configurará en el país después de la consulta popular, ya que las consecuencias son distintas si el referendo revocatorio ocurre en 2016 o 2017.

De resultar contrarios los resultados para Maduro se presentaría, según el artículo 233 de la Constitución, una falta absoluta del presidente. En ese caso, la Carta Magna marca dos rutas: cuando la falta absoluta "se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional" y cuando ocurre "en los últimos dos años".

En el primer caso, la Constitución dicta que se proceda a una "nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes" y mientras se elige al nuevo gobernante se encargará del Ejecutivo el vicepresidente.

De presentarse la falta en los "últimos dos años del período constitucional", la carta magna apunta que el vicepresidente asumirá la Presidencia "hasta completar dicho período"

Fuente: Agencias

Populares de la sección