China mostró interés en potencial hidráulico

Técnicos de ese país recorrieron zonas que usan el recurso
El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) Tabaré Aguerre, valoró para El Observador Agropecuario el interés de China por conocer el manejo del agua y el riego en Uruguay, al enviar una misión del Ministerio de Recursos Hídricos que durante esta semana cumplió una intensa actividad conociendo la forma en que trabaja Uruguay.

Se trata de una rápida respuesta del gobierno chino a un mes de haber concurrido una misión oficial uruguaya encabezada por Aguerre e integrada además por 15 empresarios. No se descarta la posibilidad de que China pueda encarar inversiones en Uruguay.

Aguerre se limitó a reflexionar que el desarrollo sostenible de este recurso requiere crecimiento económico y preservación ambiental. China es el principal socio comercial de Uruguay y es el 26% del destino de la exportación bienes, de los cuales el 98% son bienes agropecuarios o agroindustriales.

Recordó que en el reciente viaje se firmó un memorando de entendimiento y una agenda de trabajo con el citado ministerio. En ese marco llegaron nueve técnicos interesados en conocer la realidad y la potencialidad hidráulica que tiene Uruguay en conocimiento de lo que es la política pública.

Agua que escurre


Afirmó que en Uruguay llueve anualmente 1.300 litros de agua por metro cuadrado en el año y que el 45% de ese volumen escurre, aprovechándose hoy tan solo el 4,5% en la producción. Esto quiere decir que si Uruguay se proyecta como un proveedor creciente en producción de alimentos, se cuenta con la potencialidad de una gran cantidad de agua que hoy no se está utilizando, mientras en el mundo se proyecta escasez de agua para los próximos 40 a 50 años, dijo Aguerre.

Agregó que Uruguay es un país rico en agua, pero tiene que encontrar una forma eficiente, económica, ambiental y socialmente equitativa, para su utilización. Al igual que en el petróleo, que está pero hay que hacer inversiones para poder transformarlo, con el agua pasa lo mismo.

El agua es como el petróleo, para poder transformarla en riego hay que invertir, dijo Aguerre

El país tiene muchos recursos hídricos, pero no puede seguir sacando agua de ríos y arroyos. Igualmente tiene mucha agua que en determinados momentos sobra generando inundaciones y en otros momentos falta.

Por eso, considerando que la producción agropecuaria además de sostenible tiene que ser competitiva, la política del MGAP es tratar de transformar el agua que hoy es un factor de producción en un insumo con el adecuado equilibrio ambiental, incluyendo un correcto manejo de los suelos.

El ministro explicó que tener un suelo conservado implica mantener la materia orgánica en el suelo, lo que significa evitar que el carbono de esa materia orgánica se vaya a la atmósfera, lo que llevó a que la política de suelos de Uruguay fuera identificada como una política de mitigación del cambio climático indirecto a partir de tratar de conservar el carbono en los suelos.



Acerca del autor