Cierra Raincoop y será absorbida por otras empresas de transporte

Los socios desvincularon al equipo gerenciador que había presentado una propuesta de salvataje
Los socios de Raincoop decidieron este domingo en asamblea el cierre de empresa, que será absorbida por las otras cooperativas de transporte, según confirmó a El Observador Luis Vespa, dirigente de Raincoop. La decisión se aprobó con 258 votos a favor; 126 votaron en contra. La premisa principal es que todos los trabajadores queden dentro del sistema del transporte y que mantengan la antigüedad.

También se confirmó la desvinculación del equipo gerenciador, liderado por Lourdes Carbajal, quien había presentado una propuesta de salvataje a la cooperativa de transporte tras la crisis que viene sufriendo en los últimos años. Esto fue confirmado a El Observador por Vespa y por la misma Carbajal.

Los socios se reunieron desde las ocho de la mañana de este domingo para determinar el rumbo de Raincoop. El encuentro fue solicitado por socios que consideraban que había incertidumbre en cuanto a los planes de salvataje para sacar de la crisis a la cooperativa.

"Desgraciadamente va a seguir igual hasta que se llegue al arreglo de la absorción. Con la recaudación da para cargar combustible y no sobra prácticamente nada. No da para afrontar el pago de los sueldos", dijo Vespa.

Mañana se reunirán en la Intendencia de Montevideo las empresas que absorberán Raincoop junto a representantes del BPS y del Ministerio de Trabajo para llegar a un acuerdo sobre cómo se efectuará la absorción.

Los problemas económicos de la cooperativa se acentuaron en diciembre del año pasado, cuando el Banco República decidió cortarle un sobregiro de $ 13 millones, con el cual la cooperativa se sustentaba.

Sumado a una baja en la venta de boletos, esto hizo que la empresa estuviera a punto de cerrar, pero cuando los socios estaban a punto de decretar el cierre a fines del año pasado en asamblea, se presentó Carbajal para ofrecer un proyecto para sacar adelante la cooperativa, que no estaba en condiciones ni siquiera para pagar el combustible de los vehículos.

En ese momento la mayoría de los socios aceptó la propuesta, aunque una minoría se mostró en contra.

Hasta entonces se encontraba vigente una propuesta presentada por la Intendencia Municipal de Montevideo que implicaba que Raincoop fuera absorbido por el resto de las cooperativas de transporte que circulan en Montevideo. Pero los socios la rechazaron puesto que entendían que no contemplaba puestos de trabajo para todos y por tanto algunos se quedarían sin su fuente de trabajo.

Ahora, sin embargo, el sindicato quiere reflotar esa idea, aunque incluyendo un destino laboral para todos los socios.

El miércoles por la tarde el Banco República cedió al pedido y, si bien no le rehabilitó el sobregiro por 13 millones que tenían en 2015, sí les ofreció un préstamo por $ 6,5 millones con el cual la cooperativa pagará las deudas de IRPF y de BPS.

De todos modos, la crisis financiera no es lo único que está afectando a la empresa de transporte. La falta de dinero también llevó a que se incrementara la tensión entre los trabajadores, dado que apenas cobraron la mitad del sueldo de enero y todavía no percibieron los de febrero y de marzo. Tampoco cobraron la segunda mitad del aguinaldo de 2015.

Por este motivo muchos socios decidieron priorizar trabajos en otros lugares. Además hay 130 socios (de casi 600) con licencia médica. Muchos de ellos trabajan en el área de mantenimiento de la cooperativa, lo que trajo como consecuencia que los arreglos se vieran retrasados. De los 150 coches que tiene Raincoop, unos 40 se encuentran fuera de servicio. La escasez de recursos también hizo espaciar el mantenimiento y los horarios de recorridos.




Populares de la sección