Cincuentones, a seguir esperando

El reclamo por el monto de pasividades por las AFAP no está "en la agenda" del gobierno

En menos de 24 horas el presidente Tabaré Vázquez tuvo que afrontar, en la ciudad Fray Bentos, dos veces el mismo reclamo: el de los "cincuentones" que se sienten perjudicados por el sistema mixmo vigente desde 1996 y que creó las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP).

Esos "cincuentones" (que son entre 30 mil y 40 mil) que hace 20 años tenían menos de 40, fueron incluidos en el nuevo sistema en función de su edad y su nivel de ingresos de aquel momento, según lo que dispuso la ley 16.713 de setiembre de 1995. Y hoy, estando cerca de culminar su vida laboral, constatan que se jubilarán con montos que en algunos casos son hasta un 30% inferiroes a si lo hicieran en función del régimen de solidaridad del Banco de Previsión Social (BPS).

Vázquez tuvo que enfrentar los reclamos por este asunto en la tarde del domingo, al encabezar la inauguración de la primera sede regional de la Universidad Tecnológica (UTEC), y ayer cuando estuvo al frente del Consejo de MInistros abierto en la capital del departamento de Río Negro.

Ante el planteo de una mujer que pidió la palabra en la reunión de gabinete abierta al público, Vázquez dijo que la reforma previsional se aprobó antes de que el Frente Amplio llegara a la Presidencia. "Estos resultados no los generó el gobierno", afirmó aunque sin aludir directamente a la segunda administración de Julio María Sanguinetti (1995-2000) cuando se impulsó la creación de la AFAP

"En aquel momento, cuando se planteó pasar a un sistema mixto, recorrimos todo el país diciendo de los problemas que podía traer aquella modificación", recordó el presidente sobre la postura que tuvo el Frente Amplio. "Esto se puso a consideración de la población y nosotros luchamos para seguir manteniendo al país en el régimen de solidaridad, pero la ciudadanía se expidió y en función de eso se cambió el régimen", agregó el presidente.

Vázquez señaló que "el sistema se votó y está vigente", a la vez que hizo referencia a los "enormes problemas" que este sistema de seguridad social está causando actualmente en Chile.

De todos modos, el mandatario afirmó que existe el "compromiso" de "trabajar en el tema". "No es de fácil solución pero advertimos que esto podía pasar", insistió.

Por su parte, en rueda de prensa, el ministro de Economía, Danilo Astori, dijo que la problemática de los "cincuentones" no se encuentra "en la agenda" del gobierno, aunque no descartó la opción abordarlo "en el futuro". Astori advirtió la dificultad económica que implica una solución a este problema: "Esto supondría una importantísima erogación para el país que en este momento no está en condiciones de realizar".

El problema

Los "cincuentones" alegan que como consecuencia del sistema mixto (donde la jubilación la paga en parte el BPS y en parte la AFAP) percibirán hasta un 30% menos que lo que les correspondería si se retiraran cobrando solamente por el régimen de solidaridad.

"Los años anteriores a 1996 no se capitalizaron en la cuenta de la AFAP y tampoco se toman en cuenta para la jubilación porque se los consideran de la franja mínima.Entonces, son años y aportes perdidos si consideramos que se trata de trabajadores que empezaron a trabajar en 1976 o 1980 perdieron todos esos años hasta 1996",dijo a El Observador el abogado Hoenir Sarthou, quien representa a un grupo de más de 3.500 "cincuentones".


Actualmente, en el mercado hay cuatro AFAP (República, Sura, Integración y Capital) que suman 1,3 millones de afiliados, de los cuales 517 mil delegaron en el servicio del Banco República la tarea de administrar sus fondos previsionales, según los últimos datos oficiales disponibles en la página web del Banco Central. En cuanto a sus activos, la AFAP tienen unos US$ 11 mil millones, principalmente destinados a inversiones en bonos del Estado.

El PIT-CNT y la representación de los trabajadores en el Directorio del BPS han trabajado en la problemática de los "cincuentones" en los últimos meses en procupra de una solución.

El econonista Hugo Bai, integrante del Instituto Cuesta Duarte y miembro del equipo técnico del representante de los trabajadores en el BPS, Ramón Ruiz, dijo que "es una buena señal" que el presidente Vázquez haya expresado una visión crítica hacia la reforma de 1996 porque eso constitiye "un reconocimiento tácito de que hay gente que se ha visto notoriamente perjudicada".

Bai indicó a El Observador que la solución para los "cincuentones" pasaría se les permita por ley reingresar al sistema solidario del BPS. Sin embargo, dijo que eso solucionaría la situación de ese colectivo que es la "más urgente", pero remarcó que se requiere revisar el sistema en su totalidad. "Las AFAP no compiten, tienen niveles de rentabilidad muy similares y sus comisiones son muy elevadas", criticó.

Al respecto, Dolores Benavente, presidenta de la Asociación Nacional de AFAP y gerente de Unión Capital —a quien El Observador intentó sin éxito consultar ayer— dijo en enero en El Espectador que el sistema "está solido" y permite a los trabajadores acceder a una jubilación "digna".

Hay 4.000 "cincuentones" que recurren a la Suprema Corte

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) tiene a estudio dos acciones de inconstitucionalidad contra la ley que creó las AFAP y en breve se sumarán dos más, por lo que el total de reclamantes será de cerca de 4 mil personas, algunos de ellos "cincuentones" próximos a jubilarse y otros que ya culminaron su ciclo laboral.

Las acciones son impulsadas por el abogado Hoenir Sarthou, que presentó el primer recurso a fines de 2015. "Hay pronunciamientos antuigos de la Corte, de antes de 2008, donde los planteos fueron rechazados. Pero el hecho es que ahora está clara la violación del principio de igualdad y eso está reeconocido por estudios que ha hecho al BPS. Entonces, lo que antes era teoría hoy está proobado en los hechos", dijo el abogado a El Observador.

El principal argumento de los recursos es que personas que hacían la misma tarea y tenían remuneraciones similares se jubilarán con menos dinero que compañeros que se retiraron antes y que por razones de edad no quedaron incluidos en la reforma previsional de 1996 que obligó a los menores de 40 años a ingresar al régimen de AFAP.

Sarthou indicó que las primeras resoluciones de la SCJ deberían conocerse hacia fin de año o, a más tardar, en los primeros meses de 2017. El fiscal de Corte, Jorge Díaz, decidió esperar a que las partes presenten sus alegatos en el proceso y emitirá su dictamen luego de esa etapa.

El abogado dijo que entre sus patrocionados hay un importante número de docentes y funcionarios públicos que en promedio tienen salarios nominales que rondan los $ 50 mil.

Sarthou indicó que el perjuicio es más notorio en las personas que con ingresos más elevados. En ese sentido, dijo que ha visto casos de personas con salarios nominales del entorno de los $ 100 mil a quienes con el sistema del BPS les correspondería una jubilación de $ 53 mil. Sin embargo, mediante la modalidad mixta el órgano previsional estatal les paga unos $ 28 mil y la AFAP otros $ 7 mil, lo que totaliza una jubilación de unos $ 35 mil mensuales, cifra que está cerca de $ 18 mil por debajo del momento que correspondería por el retiro tradicional.

"Se ha tomado conciencia que este es un sistema muy perjudicial y que realmente no tiene cómo salir bien. La AFAP cobra comisión todo el tiempo y la rentabilidad que se había anunciado finalmente no es tal. Entonces, lo ahorrado no compensa lo que se pericibiría por la jubilación establecida meidante el sistema tradicional", dijo Sarthou.

El año pasado, en una nota enviada a varios legisladores, un grupo de trabajadores "cincuentones" señaló que fueron incluidos al régimen de las AFAP "compulsivamente". "Por dicho motivo, estamos en franca desventaja respecto de quienes ya han cumplido los 60 años, ya que al momento de jubilarnos, con los mismos años trabajados que estos compañeros, cobraremos un porcentaje muy inferior de lo que ellos percibirán por estar amparados en el régimen único de BPS", indicaron en la misiva que enviaron a los parlamentarios.


Populares de la sección