Cine a 12 óleos por segundo

Loving Vincent retrata la vida de Van Gogh mediante la animación de sus propias creaciones
Según el dicho popular, hay tantas historias como maneras de contarlas. El cine se ha encargado de convertir esa frase en un hecho probado y ha innovado en el arte de contar historias prácticamente desde sus comienzos. Ahora, con Loving Vincent, otra frontera se derriba y otra técnica se suma a la historia del séptimo arte.

Vincent Van Gogh siempre ha sido una figura atractiva tanto para los amantes del arte y la pintura como para cualquier persona medianamente interesada por la cultura universal. Su atormentada vida, el famoso mito de la oreja y su impresionante legado en la pintura hacen de la historia de Van Gogh un material muy interesante del cual el cine ya ha sabido aprovecharse. Películas como El loco del pelo rojo, con Kirk Douglas y Vincent & Teo, protagonizada por Tim Roth, son algunos ejemplos de ello.

Pero la técnica que Loving Vincent utiliza es un giro totalmente nuevo, que se mete de lleno en la obra del artista y que está implicando un gran esfuerzo de producción por parte de sus creadores y productores.

En pocas palabras, esta nueva película, que se encuentra todavía en fase de desarrollo, es la primera en realizarse exclusivamente a partir de pintura en óleo. La tecnica implica a más de cien artistas que a través de las obras originales de Van Gogh y de la imágen capturada de los movimientos de los actores reales, van dando vida con su pulso y el pincel, a los años más tormentosos de la vida del pintor holandés.

En total se utilizaron alrededor de 120 de las pinturas de Van Gogh para dar vida a los escenarios de la película y para los personajes secundarios.

Otro aspecto interesante de Loving Vincent es que su guión esta basado en unas 800 cartas que el pintor envió a lo largo de su vida, lo que permitió a los guionistas reflejar en el filme la mirada más íntima de Van Gogh.

Debido a la cantidad de fotogramas que se debían pintar a mano, los pintores fueron reunidos en un estudio en la ciudad de Gdansk, Polonia, donde han estado trabajando aproximadamente durante seis meses, 10 horas diarias. Actualmente los productores continúan reclutando artistas para entrenarse y trabajar en el período de abril y agosto, de manera de poder completar los 56 mil fotogramas pintados a mano que la película requiere para completarse.

El proyecto comenzó, como tantos otros, en una la plataforma de financiación colectiva hace unos tres años, período en el que logró reunir las 53 mil libras que necesitaban para comenzar a trabajar.

Loving Vincent está dirigida por la artista y directora polaca Dorota Kobiela y Hugh Welchman, ganador del Oscar en 2008 por su corto animado Pedro y el lobo. Así mismo, además de la técnica de realización totalmente nueva, la película cuenta con un elenco nada desdeñable, entre los que se encuentran Douglas Booth y una de las últimas nominadas a Mejor Actriz en la pasada edición de los Oscars, Saoirse Ronan.

Por el momento se ha estrenado un trailer de un minuto de duración donde ya se pueden ver a obras tan famosas como Noche estrellada o Trigal con cuervos cobrando vida e interactuando con los personajes.

Populares de la sección