Ciudad de México: linda, querida e histórica

Laciudad reúne tradiciones y culturas, resultado de la combinación entre españoles e indígenas, que le dan una identidad única
Si hay una ciudad fascinante es la capital mexicana. Enorme, alegre, colorida, llena de contrastes, la Ciudad de México (denominada hasta el año pasado DF - Distrito Federal) nunca deja de sorprender a sus visitantes. Se renueva, recibe millones de turistas por año y tiene enormes y variados atractivos que hacen necesario destinarle un buen tiempo.

La Ciudad de México (abreviada CDMX) tiene lugares muy interesantes para conocer, por lo que es bueno tener una noción previa de lo que –al menos por primera vez– no hay que perderse en esta gran urbe latinoamericana.
Ciudad de Mexico

El Centro Histórico es el punto de partida para empezar a entender esta megaurbe. En una superficie de unos 10 kilómetros cuadrados y declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, allí se resume la arquitectura de todas las épocas, desde la prehispánica hasta hoy. Templos, museos y palacios de gran riqueza histórica, así como un enorme movimiento comercial y gastronómico hacen de esta zona una de las más importantes para vibrar el espíritu mexicano.

Esta es la zona donde degustar las maravillas gastronómicas locales, desde lo más tradicional hasta lo más moderno. Restaurantes de cocina local o internacional, cantinas, fondas, taquerías, o antiguas casas señoriales recicladas para convertirlas en mercados, como el Mercado Independencia, el nuevo punto gastronómico del Centro Histórico.

La Plaza de la Constitución (conocida como el Zócalo) es el lugar más representativo de la grandilocuencia mexicana. Es un área gigante, sobre todo para los que vivimos en ciudades pequeñas, donde cientos de miles de personas (locales y extranjeros) confluyen para diferentes eventos que se organizan como exposiciones, ferias, desfiles, manifestaciones y festejos.

Protagonista de la vida de la ciudad, cuando uno llega al Zócalo entiende que llegó a México, y de ese punto neurálgico surgen varios otros fundamentales.

El Palacio Nacional, sede del gobierno, es uno de los lugares a conocer. Su principal atractivo, además de su tamaño y arquitectura, es una serie de cinco murales que pintó el artista Diego Rivera. La impresionante obra narra los diferentes períodos de la historia de México (precolombino, la conquista y la Revolución Mexicana, entre otros).

La Catedral Metropolitana es otro de los edificios que se ven en el Zócalo, mezcla de barroco con neoclásico que fue encargada por el conquistador español Hernán Cortés y llevó tres siglos que la terminaran.

Museos a visitar

Ciudad de Mexico

Seguramente, el Museo Nacional de Antropología es el más importante de todo el país, y un clásico que es necesario visitar en la capital mexicana. El turista que llega hasta ahí probablemente recorre tan solo una parte, porque son casi 80 mil metros cuadrados de museo. Allí está toda la historia de México y su patrimonio abarca todas las culturas indígenas que habitaron en el territorio. El entorno del museo es insuperable, ya que se encuentra en el Bosque de Chapultepec.

También está el Museo Dolores Olmedo, más conocido como Hacienda de La Noria. Es el lugar donde apreciar la mayor obra de Frida Kahlo. La hacienda es espectacular en sí misma, con sus jardines donde se pasean pavorreales y xoloitzcuintles (raza canina originaria de México), además de contar con una hermosa flora. Sumado a la obra de Kahlo el museo cuenta con pinturas de Diego Rivera, Angelina Beloff, Pablo O'Higgins y arte prehispánico.

El Museo de la Ciudad de México está a pocas cuadras del Zócalo, en una antigua casona colonial. Posee, entre tesoros prehispánicos y coloniales, una de las primeras imprentas del país.

De la época previa a la llegada de Cristobal Colón al continente, cuando estaban los "mexicas" (aztecas fundadores de Tenochtitlán) se encuentra el Gran Templo de México. Es un complejo de construcciones y edificios que fueron el centro de la vida religiosa de los aztecas.

El Palacio de Bellas Artes, obra de comienzos del siglo XX, hoy es residencia de la Orquesta Sinfónica Nacional, la Opera y el ballet nacional, y cuenta con dos museos en su interior: el del Palacio de Bellas Artes y el Museo Nacional de Arquitectura.

El Museo Soumaya es uno de los más contemporáneos, a cargo de la Fundación Carlos Slim, el Soumaya posee una de las colecciones privadas más importantes del mundo, con enormes artistas como el Tintoretto, Dalí y Rodin. Son casi 70 mil piezas que abarcan 30 siglos de la historia en un edificio con una forma de lo más particular.

Por último, la Plaza Garibaldi tiene un museo dedicado a algo que no podía faltar para completar la visión mexicana: el mezcal y el tequila.

Los imperdibles

Ciudad de Mexico

Coyoacán

Esta visita no solo vale por el museo de Frida Kahlo y León Trotsky, en lo que fueron las casas donde ambos vivieron. Coyoacán es un barrio colonial muy bonito donde se han ido instalando los nuevos artistas, y así se fue transformando en una zona bohemia (aunque ya lo era por los intelectuales que vivieron ahí, pero no preparada para el turismo como hoy en día). En este barrio hay muchas galerías de arte, tiendas de decoración, de antigüedades, de objetos vintage y una gran oferta gastronómica de tipo local y étnica. Los otros barrios cool del DF donde ir a comer, de compras y de copas, son Polanco, Colonia Roma y La Condesa.

Tradiciones mexicanas

Quien quiere ir a México quiere ver un mariachi, aunque sea como curiosidad, y el lugar es la Plaza Garibaldi. A toda hora, día y noche, están los mariachis vistiendo sus mejores galas y dispuestos a cantar una serenata a quien lo requiera, o a veces simplemente cantan para el público y uno se deleita.
Alrededor de la plaza hay varias atracciones, sobre todo culinarias. Un clásico es la cantina Tenampa, un restaurante y bar que fue fundado en 1925 por Juan Indalecio Hernández Ibarra, oriundo de Jalisco (donde nace la música mariachi). Hernández abrió su negocio para dar a conocer la gastronomía y el folclore de Jalisco en la capital, y además como lugar de reunión de los jalisquenses que vivían en la capital.
El empresario contrató mariachis y fue instaurando que un grupo de ellos tocara adentro y otro afuera, en la plaza, para la gente. Así comenzó la tradición de estos grupos en la Plaza Garibaldi.

Teotihuacán

Ciudad de Mexico

Es una enorme zona arqueológica que se encuentra a unos 40 kilómetros de Ciudad de México. Las pirámides de Teotihuacán, como se la llama habitualmente, conformaban antiguamente una ciudad indígena. Las protagonistas indiscutidas son la pirámide del Sol y la de la Luna. El eje central está trazado por una enorme avenida que se conoce como Calzada de los Muertos, y a sus lados se encuentran los edificios más importantes.

Xochimilco


Ideal para tomarse un día de tranquilidad, salir un poco de la urbe y disfrutar de los canales de Xochimilco. Una de las curiosidades es que estos canales de agua se utilizan de la misma manera que hace 700 años, como lo hacían los aztecas. Las trajineras, botes pintados con diferentes motivos, colores y decoraciones, son los que realizan los recorridos. Es una opción entretenida y alegre, una fiesta mexicana con mariachis, bebida y comida.

Piñatas


Son un elemento típico de la cultura mexicana; las que tienen forma de estrella simbolizan la estrella de Belén que guió a los Reyes Magos hacia Jesús.

Catedral Metropolitana


Algunos de sus atractivos son el órgano que suena en las ceremonias, el Altar del Perdón y sus numerosas capillas.


Populares de la sección