Clinton jugó a lo Trump y salió bien parada

Los candidatos cruzaron acusaciones personales en un duelo donde, aunque no hubo un claro vencedor, Trump por momentos quedó a la defensiva.
Los candidatos presidenciales estadounidenses Hillary Clinton y Donald Trump protagonizaron el lunes un áspero choque en su primer debate, con abundantes acusaciones cruzadas que no dejaron un vencedor categórico, aunque con una leve ventaja para la ex Secretaria de Estado.

En un choque de importancia crucial, ya que ambos están virtualmente empatados en los sondeos, Clinton, de 68 años, y Trump, de 72, mostraron una esperada divergencia en asuntos económicos y de política exterior, pero por sobre todo usaron una retórica recurrente en ataques personales.

Tras dar la impresión de que expondrían sus discrepancias en un clima de calma, muy rápidamente las interrupciones se hicieron constantes como antesala a las acusaciones directas en el duelo de 90 minutos visto por decenas de millones de televidentes.

Fuego cruzado

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos acusó el lunes a su rival republicano de racismo, sexismo y evasión fiscal y lo puso a la defensiva en un acalorado debate que un sondeo dijo aumentó sus posibilidades de llegar a la Casa Blanca.

Trump, un magnate inmobiliario que se postula por primera vez a un cargo público, dijo que los años de servicio de Clinton representan una "mala experiencia" con pocos resultados y sostuvo que ella carece de la resistencia para servir como comandante en jefe.


Clinton estaba bajo presión para exhibir un buen desempeño tras sufrir una neumonía y una caída en los sondeos de opinión, pero sus largos días de preparación parecieron rendir frutos en su primer choque mano a mano contra Trump.

El republicano se mostró fuerte al inicio, pero pareció volverse repetitivo y más indisciplinado al avanzar la noche frente de una audiencia televisada que podría haber llegado a un récord de 100 millones de personas.

Un sondeo inmediato de CNN/ORC dijo que el 62% de los encuestados consideró que Clinton ganó el debate y el 27 por ciento cree que Trump fue el vencedor.

En una señal de que los inversores también vieron a Clinton como la ganadora, las bolsas de Asia se recuperaban desde un comienzo débil de la sesión y el peso mexicano repuntaba el martes.

Confianza

"¿Se sienten bien esta noche?", preguntó Clinton a sus partidarios después del evento. "Yo claro que sí. Tuvimos un gran debate", agregó.

En uno de los intercambios más acalorados de la noche, Clinton acusó a Trump de promulgar una "mentira racista" por haber sugerido que Barack Obama, el primer presidente estadounidense afroamericano, no nació en Estados Unidos.

El mandatario demócrata, nacido en Hawai, reveló un certificado de nacimiento de formato largo en el 2011 para poner fin al tema. Sólo este mes Trump dijo públicamente que creía que Obama nació en Estados Unidos.

"Él (Trump) realmente comenzó su actividad política basada en esta mentira racista de que nuestro primer presidente negro no era un ciudadano estadounidense. No había absolutamente ninguna evidencia de ello. Pero persistió. Persistió año tras año", dijo Clinton.

Los impuestos

Clinton criticó a Trump por no divulgar sus declaraciones de impuestos y dijo que esa decisión plantea dudas sobre si es tan rico y caritativo como afirma serlo. La candidata destacó que las pocas declaraciones que presentó hasta ahora muestran que a pesar de su riqueza, no ha pagado el impuesto federal a las ganancias.

"Eso me hace inteligente", dijo Trump. "Tengo enormes ingresos", refirió en un punto, agregando que es hora de que el país sea dirigido por alguien que sepa algo sobre el dinero.

Hacia el final del debate, Trump dijo que Clinton no tiene la resistencia para ser presidenta. "Ella no tiene la apariencia, no tiene la resistencia", declaró.

Citando su propio registro público, Clinton respondió: "Tan pronto como él viaje a 112 países y negocie un acuerdo de paz, un alto el fuego, la liberación de disidentes (...) o incluso pase 11 horas testificando frente a una comisión del Congreso, puede venir a hablarme sobre la resistencia".

Clinton dijo que las propuestas tributarias del empresario de Nueva York eran políticas económicas "de goteo inventado" y Trump sostuvo que la ex secretaria de Estado es "sólo palabras y nada de acción".

"Tengo la sensación de que me van a culpar de todo", dijo Clinton durante un duro intercambio. "¿Por qué no?", respondió Trump.

Fuente: AFP Y REUTERS

Populares de la sección