Clinton y Trump imponen favoritismo en el supermartes

Demócratas y republicanos perfilan sus preferencias de cara a noviembre
La decisiva jornada de elecciones primarias en Estados Unidos conocida como "supermartes" dejó en evidencia el favoritismo del republicano Donald Trump y de la demócrata Hillary Clinton camino a la nominación partidaria de cara a las elecciones presidenciales de noviembre. Al cierre de esta edición quedaba por resolverse la votación en Alaska (solo republicanos).

Entre los demócratas, Clinton consiguió importantes victorias en Arkansas, Alabama, Colorado, Tennessee, Minnesota, Georgia y Virginia, al tiempo que el senador Bernie Sanders se impuso en Vermont y dio la sorpresa en Oklahoma. Este era el único estado sureño en el que Clinton tenía posibilidades de ganar.

En tanto, en el campo republicano, Trump disparó al frente de las proyecciones en Georgia, Massachusetts, Virginia, Alabama y Tennessee. Ted Cruz, por su parte, (que había ganado la primaria de Iowa el mes pasado) ganó en Texas, uno de los mayores padrones electorales del país y estado que representa en el Senado, y sorprendió al favoritismo del millonario Trump en Oklahoma para su segundo triunfo de la jornada. Marco Rubio logró alzarse con la victoria en Minnesota.

En un discurso ante sus seguidores en Miami, la demócrata Clinton dijo que "ha quedado claro esta noche que lo que está en juego en esta elección nunca ha sido tan elevado, aunque la retórica que escuchamos de nuestros adversarios nunca ha sido tan baja".

Se trató de una jornada crítica para los aspirantes, en especial entre los republicanos, ya que el número de delegados que se eligen en el supermartes representa casi la mitad de los necesarios para asegurarse una victoria en la convención partidaria.

Los dos partidos realizarán sus convenciones nacionales en julio para formalizar sus respectivos candidatos a las elecciones presidenciales de noviembre, en que los estadounidenses elegirán al sucesor de Barack Obama.

Entre los demócratas, el supermartes pone en juego 865 delegados de los 2.383 necesarios para obtener la candidatura presidencial; en tanto, entre los republicanos están en disputa 595 de los 1.237 necesarios para ese cometido. Entre los estados que realizaron sus primarias o caucus ayer, destaca Texas, con uno de los mayores padrones electorales del país.

Clinton, de 69 años, parecía mirar hacia adelante y concentrarse en una eventual disputa electoral con Trump, afirmando ayer en un rápido encuentro con periodistas estar "preparada para competir" con el empresario si logra la nominación demócrata.

Retórica incendiaria

Durante las primarias que se vienen desarrollando desde principios de año, la incendiara retórica de Trump ha enfurecido a la dirigencia republicana, temerosa que el partido se encamine a su aniquilación en las presidenciales de noviembre.

"Donald Trump es una seria amenaza para el futuro de nuestro partido y de nuestro país", lanzó su principal rival, el joven senador de origen cubano, Marco Rubio en una carta abierta a los electores republicanos.

Trump recibió un apoyo de peso del exaspirante presidencial y gobernador de New Jersey, Chris Christie, pero algunos conservadores expresan públicamente que no votarán por el magnate si gana la nominación del partido.

"Esto es realmente un movimiento", dijo Trump el lunes en un acto en Georgia (sur), al repetir su promesa de construir un muro en la frontera de Estados Unidos y México para frenar la inmigración clandestina.

Fuente: Agencias

Populares de la sección