CNCO tuvo su primera cita con Montevideo

El grupo juvenil se presentó en un Palacio Peñarol ante un enfervorizado público que coreó cada canción
Anoche, el Palacio Peñarol se tomó un descanso de las finales de la Liga Uruguaya de Básquetbol para recibir a un quinteto bastante diferente, pero que también logró que las tribunas se llenaran de banderas, cánticos, luces y ruido, solo que en lugar de las hinchadas de Aguada y Hebraica se trataba de las seguidoras de la boy band estadounidense CNCO.

El grupo ideado por el productor Simon Cowell y Ricky Martin, surgido del reality show La Banda, llegó a Montevideo como parte de su gira Más allá tour, y logró llenar todos los sectores habilitados del estadio, llegando a quedar incluso público en la puerta, sin lograr conseguir entradas.

El ambiente era el habitual en este tipo de shows, con una presencia mayoritaria de niñas y adolescentes, en muchos casos acompañadas por padres que con paciencia, aguantaron el vendaval de aullidos y saltos con la compañía de un mate, aupando a las fanáticas más pequeñas, o grabando todo con sus teléfonos mientras sus acompañantes disfrutaban del espectáculo. De todos modos, el público estaba salpicado por grupos de adultos. En el entorno del estadio, como es habitual, podían adquirirse todo tipo de productos de CNCO, desde vinchas ($ 50) hasta cuadros ($ 100), así como gorros a $ 300.

El quinteto latino integrado por Christopher Vélez, Richard Camacho, Joel Pimentel, Erick Brian Colón y Zabdiel de Jesús apareció con puntualidad sobre el escenario, acompañados por una formación de bajo, guitarra, batería y teclados. Desde detrás de una serie de pantallas LED, cada integrante apareció para desatar uno de los mayores alaridos de la noche por parte del público, que se intensificó cuando el grupo arrancó con Más Allá, la canción que da nombre a la gira.

CNCO Reggaetón Lento (Bailemos)

Tras las primeras tres canciones el quinteto realizó su primer cambio de vestuario y acercó cinco banquetas al escenario, desde donde comenzaron un segmento de baladas encabezado por Cometa.

El público a nivel de cancha encontraba en sus asientos al llegar un corazón rojo, de papel, colocado sobre un palito y con la leyenda - escrita a mano - "Levantar en Primera Cita". Esta "fan action" (como se conoce a este tipo de iniciativas llevadas a cabo por los clubs de fans locales) tuvo sus frutos en este segmento.

Luego llegaron los turnos solistas de cada integrante, que interpretaron un cover cada uno. El primero fue Colón, con Disparo al corazón, de RIcky Martin; seguido por Vélez con el hit del momento, Despacito. De Jesús cantó Mercy, de Shawn Mendes; Pimentel combinó Ya me enteré de Reik con Rude, de la banda Magic!, mientras que Camacho interpretó Safari, de J Balvin, momento que aprovechó para demostrar su talento acrobático (es el coreógrafo del grupo) con varios giros y piruetas sobre el escenario. Cada uno subió con la bandera uruguaya sobre el cuello.

Embed

El show continuó con la combinación de melodías pegadizas y baile del quinteto, que repasó sus hits Hey DJ y Quisiera, además de algunos covers extra, entre los que se contó un fragmento de 24K magic, de Bruno Mars.

El cierre fue con una segunda interpretación de Primera Cita (con la consiguiente vuelta de los corazones) y Reggaetón Lento, la canción más conocida de CNCO.

Con un público que bailó y cantó toda la noche, y el despliegue escénico de este tipo de bandas, el resultado del show fue el esperado. Quizás no sea el espectáculo más memorable y sorpresivo del mundo, pero para el público que ocupó ayer el Palacio Peñarol, fueron 80 minutos de fiesta.


Populares de la sección

Acerca del autor