Coalición ve retroceso yihadista pero pide ampliar acción militar

Reclaman a Rusia que deje de bombardear las posiciones de grupos moderados sirios
Los ministros de Defensa de Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Australia, Italia y Alemania constataron ayer que su acción contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak ha hecho retroceder al grupo terrorista, pero pidieron "aumentar el esfuerzo con una estrategia militar coherente".

Para intensificar la lucha contra ese grupo, los ministros de Defensa de los 26 países que forman la coalición, más Irak, se reunirán en tres semanas en Bruselas para incrementar las aportaciones a la lucha contra el EI, según indicó el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter.

"Todos tendrán algo que aportar en función de sus posibilidades para acelerar la derrota permanente del EI", aseguró Carter, que no concretó la fecha exacta de la cumbre. El secretario de Defensa estadounidense afirmó que la coalición contra el EI quiere "suprimir los centros de poder" de la organización yihadista en Raqa (Siria) y Mosul (Irak).

Emprendida a mediados de 2014, esta campaña –frente a un grupo que pretende formar un gran califato en Siria e Irak– parece empezar a dar frutos, con los retrocesos del EI en Kobane (Siria), Sinjar y últimamente en Ramadi (Irak).

En Irak y Siria, los bombardeos se intensificaron desde los atentados del 13 de noviembre en París, en particular contra las instalaciones de producción de petróleo, cuyo tráfico es uno de los principales recursos del EI. Francia aumentó su participación y contribuye hoy con cerca del 20% de los ataques de la coalición.

Según un reporte de setiembre pasado del Observatorio de Derechos Humanos sirio, más de 10 mil personas fueron ejecutadas por el EI entre junio de 2014 y el mismo mes de 2015. Esa cifra no incluyó los muertos en combate contra los yihadistas.

Carter, que alabó la coordinación entre los miembros de la coalición, señaló que en el encuentro de Bruselas "todos tendrán que reforzar sus contribuciones dentro de las posibilidades de cada uno".

"Cada país tiene que aportar algo que Estados Unidos o Francia no tengan. Además, será una buena ocasión para armonizar los intereses de cada país y la estrategia contra el EI", indicó.

Carter compareció junto al ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, quien indicó que "los bombardeos están dando sus frutos y en las últimas semanas el EI ha retrocedido".

"Pero se mantienen y por eso tenemos que mejorar la acción y seguir combatiendo", dijo el responsable francés, quien señaló que la acción de la coalición se centra en los centros de mando y coordinación de Raqa y Mosul.

Los dos ministros insistieron en su posición respecto a la intervención de Rusia en Siria, afirmando que "debe concentrar" sus bombardeos contra el EI y "cesar de atacar a los grupos de la oposición" armada al régimen de Bashar al Asad.

"Los rusos están en una mala posición estratégica", dijo Carter, agregando que "hasta que eso cambie, no hay base común suficiente para una cooperación" con ellos sobre el problema sirio.

En este sentido, el ministro británico de Defensa, Michel Fallon, afirmó en los prolegómenos de la cumbre que "los bombardeos rusos cada vez nos molestan más" y les acusó de haber costado la vida a cientos de civiles ya que utilizan bombas no guiadas.

Carter y Le Drian también coincidieron en señalar la importancia de que la derrota militar del EI venga acompañada de un "desarraigo" de sus ideas, para lo que consideraron clave participar en la transición.

Fuente: El Observador y agencias

Populares de la sección