Cocina autóctona en pantalla

El chef Hugo Soca estrenó De la tierra al plato, su debut como conductor en Monte Carlo TV
La cocina cada vez tiene un espacio mayor en la televisión. Eso cree el chef Hugo Soca, que el sábado 25 de marzo estrenó en Monte Carlo TV su programa De la tierra al plato, en el que diferentes productos locales toman el protagonismo y sus historias se cruzan con preparaciones y consejos.

"El cable ayudó un montón a los programas de cocina, y ahora se están empezando a ver en la pantalla local. La cocina entretiene, une, relaja y permite desenchufarse, incluso aunque uno no cocine. Es algo que tiene ese tipo de programas que no pasa con otros, y eso acá está creciendo, tanto con lo local como con lo extranjero", explicó el cocinero.

Para Soca, también existe una revalorización de lo local, que se está desarrollando en la gastronomía uruguaya desde hace un tiempo, y que en parte se debe a la atención que han puesto los medios extranjeros. "A veces los medios locales hablan y no se presta atención, pero cuando viene el New York Times o el Wall Street Journal, ahí los uruguayos prestan atención", dijo a El Observador.

Estas dos tendencias confluyen en varios puntos de la trayectoria de Soca, quien primero publicó el libro Nuestras recetas de siempre, con el que resaltó la existencia de la "comida uruguaya", como él la llama. Luego dio el siguiente paso al abrir hace un año y medio el restaurante Tona, en Pocitos, que apunta a la gastronomía local. Ahora llegó la tercera etapa, con su debut como conductor en televisión, luego de tres años de dirigir el segmento de cocina del programa matinal Buen día, Uruguay.

"Durante el programa busco transmitir las cosas de forma natural, y en mi rol como conductor tuve una evolución a medida que avanzaban los rodajes de los programas", contó Soca. "Vi los primeros y me quería cortar las venas con la forma en que hablaba, pero también me parece que es un reflejo de mi forma de hablar natural, de mi origen en el campo", estimó el chef, quien se crió en la zona de Pan de Azúcar.

Soca explicó que el nombre De la tierra al plato procede de un interés por remitir "al campo, a que va directo de la planta a la mesa". Su intención es mostrar el costado menos conocido de varios productos naturales y acercarlos al consumidor. "A veces no son fáciles de conseguir, pero en varios casos sí. La idea de este proyecto es alentar a la gente a volver a la feria, que los niños vayan, rescatar los aromas y las texturas", dijo el conductor.

Detrás de su nuevo programa también hay un interés y un énfasis en buscar y utilizar al momento de cocinar los mejores productos disponibles, que a veces contrastan con las convenciones y percepciones habituales. Soca pone como ejemplo los tomates, que fueron el eje de su primer programa: "Se piensa que el tomate lisito y brillante que vemos en el supermercado es el ideal, y en realidad el mejor es el que está todo deforme, porque es el más natural", indicó, y destacó una búsqueda por alentar a su público a "comer mejor".

El programa se presenta como un intercambio entre el producto, el productor y la cocina. Cada uno de los 13 capítulos del ciclo estará centrado en un ingrediente diferente. A los tomates los seguirán, entre otros, las berenjenas, la miel y los frutos nativos, y con cada uno de ellos Soca, con su restaurante Tona como escenario, preparará recetas "accesibles", resaltando su idea de "no hacer un programa para cocineros, sino para cocinar en casa, rápido y bien". El recetario incluye preparaciones propias, pero también herencias familiares y hasta de vecinos.

El chef percibe un "furor" por la cocina, y señala que en el medio local "faltaba un programa como este", que muestre el crecimiento y el origen de los ingredientes y cómo llevarlos a la cocina, con algunos productos con los que a veces "no se sabe qué hacer".

La decisión de "no hacer un programa de casa, sino mostrar las plantas, la tierra" representó algunos de los momentos más incómodos del proceso de producción. El rodaje de los primeros episodios (aún no se han grabado todos) implicó visitar campos e invernaderos en pleno verano, lo que además del calor acarreó algunos problemas técnicos para celulares y cámaras de filmación.

Más allá de eso, el programa también le permitió a Soca conocer historias "increíbles" de productores locales, e incluso maneja la posibilidad de una vez terminado este ciclo iniciar un nuevo proyecto con otra temática.

Populares de la sección

Acerca del autor