Codicen advierte que con retraso en inversión peligran metas educativas

El sindicato de profesores amenaza con tomar medidas de lucha

La voluntad del Poder Ejecutivo de postergar por un año algunos gastos previstos para la enseñanza en la Rendición de Cuentas de 2017 encendió una luz de alarma en la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), donde se advirtió que de ser así, las metas educativas del quinquenio establecidas por el gobierno estarían en riesgo.

La idea del equipo económico para la Rendición de Cuentas de 2017 respecto a la ANEP consiste en mantener los acuerdos salariales, pero no otro tipo de gastos, como pueden ser las políticas educativas, aspecto que está vinculado a los metas propuestas por Tabaré Vázquez cuando asumió su segundo mandato en 2015.

La consejera del Codicen de la ANEP, Laura Motta, dijo a El Observador que "para cumplir con las metas establecidas para este período se requiere del presupuesto establecido. Si no fuera así, habrá que ver".

"Nosotros desearíamos que aquellas cuestiones que se establecieran para la educación permitieran y contemplaran las necesidades que tiene la ANEP para el cumplimiento de las metas del quinquenio", agregó la jerarca.

El 1º de marzo de 2015 Vázquez se comprometió a crear un sistema integrado para la educación básica desde los tres a los 14 años, lo que equivale a la construcción de un marco curricular común. Además, se planteó llegar a 2020 con el 100% de los jóvenes de hasta 17 años en el sistema educativo y un egreso del ciclo de enseñanza media equivalente al 75%.

También se comprometió a "trabajar denodadamente" para fortalecer la carrera docente y mejorar la evaluación de los resultados.

Motta, quien prefirió no hablar de cifras dado que el tema todavía no fue laudado, manifestó que una disminución del presupuesto, "significaría un cambio de ritmo" en las obras edilicias y modificaciones en las políticas educativas asumidas, las cuales tienen que ver con las metas fijadas para el quinquenio.

"Nosotros vamos a fundamentar nuestra Rendición de Cuentas y nuestras solicitudes para que esto pueda darse así", subrayó.

Más allá de esto, la jerarca prefirió no adelantar las políticas que se priorizarían y las que se postergarían. "Hasta que el Parlamento no termine de deliberar, nosotros no podemos hacer predicciones", afirmó.

Sindicato se prepara

El nerviosismo también está instalado en las filas sindicales. El sábado, durante la sesión del Ejecutivo de la Federación Nacional de Profesores (Fenapes) se manejó que habrá un recorte del gasto social público para 2017 que ascendería a los $ 3.000 millones. Esto se traduciría en una disminución del presupuesto de la ANEP del orden de $ 793 millones y $ 650 millones para la Universidad de la República (Udelar).

El secretario general de Fenapes, José Olivera, dijo a El Observador que estos números fueron puestos sobre la mesa por el gobierno en el Consejo Superior de Negociación Colectiva del Sector Público, donde se informó también que lo único que se mantendría intacto dentro del presupuesto de la ANEP es el convenio salarial. Agregó que los números manejados suponen una reducción del gasto público equivalente al 12%. De esta disminución, el 90% afecta a la educación y la salud.

Adelantó que en vistas de esta situación el sindicato solicitó una reunión con el Codicen, la quetendrá lugar mañana, para conocer la postura del organismo respecto al ajuste que propone el gobierno y de qué manera se va a parar de cara la Rendición de Cuentas.

Además, los profesores quieren saber cuáles serán las políticas educativas que se verán perjudicadas por el recorte presupuestal.

A su vez, el sábado sesionará la asamblea general de delegados de Fenapes, en la que se evaluará la situación, la respuesta del Codicen y se analizarán posibles medidas a tomar.




Populares de la sección

Acerca del autor