Coffee Shop recibe amenazas y sus dueños presentarán denuncia penal

Un hombre se presentó en el local y amenazó a sus propietarios

Los dueños de Coffee Shop, el café de Pocitos que, parafraseando a la última película de Quentin Tarantino Los ocho más odiados, advertía que no estaba permitida la entrada de perros ni de mexicanos, presentarán hoy una denuncia penal contra una persona que ayer se presentó en el local como mexicano y los amenazó, informó El Espectador. Janine Boivin, una de las propietarias del Café, dijo a El Observador que ya se pusieron en contacto con su abogado y que en el correr del día harán la denuncia formal en la Seccional 10º, aunque no quiso dar detalles sobre qué tipos de amenazas recibió.

La polémica sobre el cartel de Coffee Shop comenzó a raíz de la denuncia de discriminación realizada vía Twitter por el decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Rodrigo Arim.

Embed

A través de un comunicado difundido por Facebook, los dueños del local tuvieron que salir a explicar la situación. "Pudo haber sido insultante de manera accidental, por lo que es necesario aclarar que nunca haríamos este tipo de declaración en serio", escribieron.

Lea también. Ni perros ni mexicanos: de la libertad de internet a la "caza de brujas interminable"

A través de las redes sociales la polémica cruzó fronteras, y tomó gran difusión en México, donde medios como El Universal, uno de los diarios más prestigiosos de ese país, tituló "Bar en Uruguay causa polémica porque no admite "ni perros ni mexicanos", e incluso se convirtió en tendencia de Twitter el hashtag #AsquerosoComoUruguayo. En tanto, medios internacionales como Infobae o CNN en Español también se refirieron al cartel de la cafetería de Pocitos.


Populares de la sección