Colombia puso la mira en la genética ovina uruguaya para mejorar sus rodeos

Arribó a Cundinamarca un conjunto de 19 ovinos, Hampshire Down e Ile de France, exportados por La Falda, El Esfuerzo y La Fernandina
Hace pocos días arribó a Colombia un conjunto de reproductores ovinos que fueron exportados por tres cabañas uruguayas, en una experiencia considerada como muy positiva –más allá de los buenos precios obtenidos–, sobre todo considerando que puede ser un puntapié inicial que genere nuevos acuerdos, según destacó a El Observador Agropecuario Juan García Helguera, presidente de la Sociedad de Criadores de Hampshire Down (SCHW).

Esta operativa de exportación incluyó el traslado, vía aérea, de 19 animales, con 12 hembras y cinco machos de la raza Hampshire Down y otros dos machos de la raza Ile de France.

García Helguera comentó que esta exportación "surgió a raíz del vínculo que se generó con el productor colombiano Jesús Alfonso Rodríguez, en octubre del año pasado", a través del portal en internet de su cabaña.

Posteriormente, "Rodríguez vino a Uruguay, visitó la cabaña en enero de este año y en ese momento eligió los ejemplares para llevar", explicó.

García Helguera resaltó que "con destino a Colombia, esta es la primera exportación de genética de la raza Hampshire Down. El comprador nos hizo saber que la raza Hampshire anda muy bien en el clima de ellos y que tienen mucha demanda en ese país. Teniendo en cuenta eso, tras esta primera experiencia la idea es seguir teniendo una corriente fluida de negocios con nosotros".

Añadió, al respecto, que "el protocolo sanitario que hay entre Uruguay y Colombia recién ahora permite que se concreten estas comercializaciones".

Los machos exportados son borregos de dos dientes y las hembras borregas también de dos dientes.
Fueron criados por las cabañas La Falda, de Juan García Helguera, y El Esfuerzo, de Gabriel García Pintos, ubicadas ambas en Lavalleja, en el paraje Aguas Blancas.

Los Ile de France enviados a Colombia pertenecen a la cabaña La Fernandina, de Alfredo Rubio, de Maldonado.

Consultado sobre los precios, afirmó que "los valores manejados fueron muy satisfactorios, llenando nuestros requerimientos".

Los ejemplares tuvieron como destino la granja ovina Gratamira, propiedad de Alfonso Jesús Rodríguez, ubicada en Ubate, en el departamento colombiano Cundinamarca.

"El propósito que ha tenido esta importación, nos comentó el comprador, es mejorar la genética de sus rebaños mediante técnicas de reproducción como ser transferencia embrionaria e inseminación artificial", detalló.

Sobre las características de los animales exportados, el presidente de la gremial de criadores de la raza en el país enfatizó que "son de excelente genética, con descendencia de semen de Nueva Zelanda, son animales de buen tamaño, con un excelente fenotipo, bien pigmentados, correspondiendo al estandar fijado para la raza".

"Es una raza que tiene un gran potencial carnicero, como pocas razas lo ofrecen. Hoy por hoy existe en prácticamente todos los países del mundo, en Inglaterra de donde es originaria y en otros países de Europa, en Nueva Zelanda, en Australia y a lo largo de toda América", expresó.

Los valores de la carne

También señaló que su carne "posee un alto valor proteíco y un sabor que la hace muy palatable, teniendo como característica principal el marmoleado; sus corderos son muy requeridos en las mejores parrillas del mundo".

Por otro lado, "cruzadas con otras razas (carniceras o laneras) el Hampshire Down da corderos muy precoces, que alcanzan a los tres meses 40 kilos de peso vivo. Son madres muy prolíficas, teniendo partos multiples en la mayoría de los casos. Otra ventaja no menor es que se adaptan a cualquier tipo de clima y suelo. Su rusticidad la hace de fácil manejo, son muy resistentes al pietín y los cuidados que demandan estos ovinos son menores".

Según dijo García Helguera, es la raza ovina más diseminada en todo el mundo. Acá, en Uruguay, está creciendo mucho y eso está demostrado por la gran cantidad de pedidos de vientres que nos llegan de criadores que quieren iniciarse en la raza, tanto dentro del país como del extranjero. Realmente las cabañas no pueden satisfacer tal cantidad de pedidos, porque se quedarían sin vientres, que son la materia prima para seguir aumentando los rodeos".

Esta exportación concretada a Colombia no es la primera que se activa desde Uruguay, cuya genética Hampshire Down se ha exportado a Paraguay, Perú, Argentina y Brasil.

Las cifras

17
Hampshire Down. Fueron los que se exportaron, 12 hembras y cinco machos.

2
Ile de France. Fueron los que se exportaron y en ambos casos se trató de machos.

El origen

Hampshire Down es una raza ovina originaria de Inglaterra, del sur del río Támesis, en el condado de Hampshire, que fue muy difundida por todo el mundo y cuyos primeros ejemplares llegaron a Uruguay en 1904, complementó Juan García Helguera.

Populares de la sección

Acerca del autor