Comenzó esta semana la operativa a futuros de la carne

El nuevo mercado, que inició sus operaciones en forma electrónica el miércoles pasado, lo llevan adelante Ufex, con el apoyo de Rofex y cuatro empresas bursátiles
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Esta semana dio inicio una experiencia que puede potencialmente cambiar para siempre a la ganadería uruguaya, darle mucho más visibilidad y también previsibilidad.

En su primer día de operativa en el mercado de futuros de novillo gordo, la posición de mayo quedó ubicada en US$ 2,96, lo que grosso modo lleva a una equivalencia de US$ 2,85 con el novillo especial de Consignatarios, en tanto para agosto la punta compradora quedo en US$ 3,091 y la vendedora en US$ 3,21. Primeras nociones de lo que pueden ser precios de zafra y poszafra.

Gestionar las empresas teniendo referencias de precios para el novillo gordo –su carne en realidad– tres y seis meses por delante. Y quien quiera asegurar al menos parcialmente precios de compra o de venta, tiene una herramienta.

Esto no es nuevo en el agro uruguayo. Los productores de soja y cebada ya pueden asegurar un precio por el producto antes de cosechar y que el propio grano físico sea comercializado. En buena medida por ello el área de ambos cultivos ha crecido.

Los mercados de futuros permiten realizar coberturas a quienes intervienen directamente en ellos –productores, frigoríficos, feedloteros– y permiten a todos los demás contar con estimaciones de precios que son genuinas porque quienes las hacen están poniendo su dinero en ellas.

Desde el miércoles pasado empezó a cotizar el novillo gordo, o más precisamente contratos de 2.500 kilos de carne de novillo gordo. No hay una contrapartida del novillo físico, es decir que quien participa no asume un compromiso de entrega de mercadería. Se va a cotizar la carne de novillo en cuarta balanza, a mayo y a agosto, a tres y seis meses.

No hay nunca movimiento de ganado sino que se compensan los valores en base al activo subyacente que es el novillo en cuarta balanza. El precio promedio del kilo de carcasa de novillo en cuarta balanza cotiza en la referencia de INAC a US$ 3,046, lo que daría un valor al contrato de US$ 7.615.

centrales 2.jpg

Para operar hay que comprar o vender como mínimo un contrato y depositar una garantía, que tendrá un valor aproximado de US$ 700 para compensar eventuales movimientos desfavorables en el precio. Es decir, si yo vendo un contrato a US$ 3 por kilo de carcasa, US$ 7.500 por los 2.500 kilos, voy ganando dinero mientras el precio cae por debajo de esa referencia y ganaré al cierre si efectivamente el índice INAC que promedia todos los novillos de más de 380 kilos queda por debajo de los US$ 3.

Me cubrí de la pérdida que presumiblemente tendré en el físico. En eso consiste la cobertura para el productor ganadero. Una baja en el mercado de futuros, al haber vendido ya a un precio, le da una ganancia –la diferencia entre el precio pactado y el precio de cierre–. Esa diferencia se supone que le compensa el menor precio que el productor obtendrá en el mercado físico.

En la operativa que ha comenzado esta semana quedaron dos posiciones abiertas, una asociable a lo que antes era la zafra de otoño en mayo, la otra tres meses después en agosto. En principio una vez cerrado mayo, con el último dato de precio promedio de INAC el último miércoles de ese mes, se abriría la posición de noviembre.

Para ejemplificar: si soy un invernador o feedlotero y vendo a mayo a US$ 3, cuando llega a mayo el novillo está a US$ 2,80, en ese caso tengo una ganancia financiera de 20 centavos, y eso va en paralelo al físico. Si vendo a US$ 2,80 a mayo y el mercado de futuros me dio esos 20 centavos de diferencia con los que completo los US$ 3 que había planificado. Por supuesto que el riesgo para el que vende a US$ 3 es que el mercado suba y llegue por ejemplo a US$ 3,20. En ese caso venderá en el físico mejor de lo que esperaba, a US$ 3,20, pero deberá pagar US$ 0,20 a su comprador en el mercado de futuros y se mantendrá en los US$ 3 que había planificado. El arbitraje de los futuros compensa la venta en el físico.

En términos prácticos y coloquiales: si estoy vendido y sube, pierdo; si estoy comprado y sube, gano.

Un año atrás el índice INAC con el que se cerrarán los contratos de mayo operó en la última semana en US$ 2,969. Actualmente ese índice se encuentra en US$ 3,046. Hay que tomar en cuenta que ese precio de INAC promedia también a los novillos de feedlot que tienen un precio mucho mayor. De modo que los mejores novillos de pasturas cotizan entre US$ 2,95 a US$ 3. Los mejores novillos en la tabla de precios de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) están en US$ 2,96.

A grandes rasgos podría decirse que la cotización que se vaya formando en el mercado de futuros al ser referenciada a INAC estará unos 10 centavos por encima de los novillos reales provenientes de pasturas y unos nueve centavos por encima del mejor precio de ACG.

Los precios que emerjan también mostrarán qué se espera en términos de relaciones de precios entre zafra y poszafra. Una relación que ha sido habitualmente diferencial en aproximadamente 20%, pero que en los últimos años ha caído a 11%.

Si esa referencia se mantuviera y el precio del novillo se sostuviera a los US$ 3 en mayo, daría un posible precio en agosto de US$ 3,30. Veremos qué dice primero el mercado de futuros y luego la realidad del mercado físico que es la que más cuenta.

Una vez que mañana empiece a operar el precio de referencia tendrá ajustes diarios en base a la operativa diaria que se vaya dando. Las referencias de INAC solo son válidas para el cierre de los contratos el último miércoles de mayo y agosto.

Con el mercado de futuros ganan los participantes directos a través de la cobertura de riesgo, ya sea un productor o un industrial o un feedlotero. Pero también gana el conjunto por pasar a tener referencias que en este caso serán para mayo y agosto, zafra y poszafra que pasarán a dar referencias.

Los principales mercados de futuros para ganado están en EEUU por volumen operado en novillos gordos y terneros. Y en Brasil por proximidad, ya que en San Pablo opera un mercado de futuros para novillos en el que participan las industrias que también están instaladas en Uruguay.

En el mercado de futuros de Brasil se ve un novillo muy estable en el entorno de US$ 3 por kilo de carcasa. En el de EEUU sus oscilaciones han sido un fiel reflejo de lo que pasa con el mercado, no solo del ganado gordo y del ternero, sino también de la carne a nivel mundial.
Cuando baja el precio del novillo en el principal productor mundial, que además es un exportador e importador de gran importancia, hay que prepararse para bajas. Cuando sube –como cuando la sequía arrasó al maíz– es porque vienen tiempos de bonanza.

centrales 1.jpg

¿Qué indicará en Uruguay?


En la previa podría esperarse que el precio del novillo en mayo sea muy parecido al actual. La estabilidad está instalada en el mercado. En 2016 el precio de mayo estuvo algunos centavos por debajo del precio de fines de febrero. Pero eso obedeció a una trayectoria fuertemente descendente en el otoño, luego de un verano muy seco que fue continuado por los problemas comerciales surgidos en EEUU por la aparición de residuos de Ethión en la carne uruguaya.

Este año con una buena provisión de forraje la faena se ha anticipado y, aunque habrá abundancia de ganado gordo, la salida al comienzo de febrero es fluida con faenas de más de 50 mil vacunos semanales que deben permitir una oferta estable que se vaya distribuyendo pareja a lo largo del tiempo y no se agolpe a la entrada del invierno.

El arranque de hoy tiene implicancias que trascienden a la ganadería. Este mercado es el comienzo de una lógica en la que los futuros podrían instalarse como una herramienta de planificación en el conjunto de la economía uruguaya. En un plazo bastante próximo se empieza a trabajar con la moneda comenzando por dólar y euro.

Se va a empezar a trabajar un mercado de futuros que está probado en la región, de una manera similar a la BMF de San Pablo o a los mercados de Rosario, en Argentina.

Mercado de novillos a futuro
El mercado de futuros de novillo gordo opera en forma electrónica.<br>
El mercado de futuros de novillo gordo opera en forma electrónica.


Populares de la sección