Comenzó la cosecha arrocera con lluvias que ya provocaron pérdidas del cereal

las precipitaciones, que dificultan las labores, ya dañaron 1.500 hectáreas del cultivo

Por Hugo Ocampo, enviado a Pampas. Tacuarembó

La inauguración de la cosecha arrocera tuvo este año un telón de fondo de lluvias, que son las mismas que han provocado un período complicado en el campo, situación que afectó a los cultivos y determinó que de las 163 mil hectáreas plantadas solo se ha podido cosecha 20% hasta ahora. Se estima que se han perdido 1.500 hectáreas de arroz que no llegaron a la cosecha por ese motivo.

La apertura simbólica de la cosecha fue organizada por la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) el viernes pasado en una jornada de tiempo lluvioso y tuvo lugar en el establecimiento Nuevo Ideal de Cerro Agudo SA, ubicado sobre ruta 5 kilómetro 318, en Pampas, departamento de Tacuarembó, donde se habían registrado 80 milímetros de precipitaciones en las 24 horas anteriores.

Allí nuevamente se plantearon las fortalezas y debilidades del sector, con el presidente de ACA, Ernesto Stirling, refiriéndose en forma reiterada a los problemas de competitividad. Es un aspecto que lo ha mencionado en las últimas cinco aperturas de cosecha advirtiendo sobre esa posibilidad y que en su opinión "lamentablemente sucedió". Incluso fue más realista, al afirmar que la competitividad es algo fundamental porque "se nos va la vida y los años que nos quedan como agricultores".

En opinión de Stirling, el sector está perdiendo un capital que es la competitividad que no la "podemos seguir perdiendo", haciendo referencia a que un país donde su economía depende 75% de sus exportaciones, no tiene otra alternativa que fomentarla.

Stirling dijo que arroceros están perdiendo un capital que es la competitividad

Remarcó que esta situación obliga a trabajar con un menor costo de producción, porque "los precios de los mercados no los manejamos. En esto tenemos que ser testarudos en transmitir que los costos tienen que bajar".

Por otra parte, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, opinó que la situación del mercado externo del arroz cambió porque el mundo demandó diferencialmente otros productos más que el arroz. La razón que explica la evolución de los precios de la carne, la leche, la soja, el maíz, el trigo y la cebada es que son rubros que están asociados a la demanda internacional. También la exportación de madera y celulosa no han registrado caída de precios.

El ministro consideró que en ese escenario en términos relativos la posición del arroz sigue siendo compleja, porque no es fácil subir de 7.800 kilos a 9.000 kilos por hectárea. Se sigue trabajando en la investigación y se sigue buscando la respuesta tecnológica por llegar a mayores rendimientos. Pero hay que reconocer también que en tres años el dólar tuvo una valorización de 67% en Uruguay, período en el que la inflación representó 27%; por lo tanto, en términos reales el producto se valorizó de forma importante. Lamentablemente los precios internacionales cayeron, sostuvo el jerarca.

Por último, el productor Julio Pintos, de la zona de Ansina, en Tacuarembó, expresó a El Observador Agropecuario que la zafra que ingresó a la etapa de cosecha se está viendo con una preocupación muy grande, con un negocio que no tiene rentabilidad y que para completar el panorama ahora se presenta con un muy baja área cosechada. En su predio lleva cosechado 60% del total, pero en esa región de Tacuarembó no supera el 30%.

Pintos consideró que las primeras siembras de fines de setiembre e inicios de octubre han tenido rendimientos menores, en tanto que los cultivos plantados más adelante están en mejor situación.
En materia económica el negocio está muy complicado si se tiene en cuenta que no se cubren los costos directos –semillas, fertilizantes, combustibles, funguicidas, mano de obra– sin entrar en los pagos de maquinaria y de otras amortizaciones, explicó el productor. l

El predio del productor

Paschual Longoni Corá es el productor arrocero que desarrolla su tarea en arrendamiento de un sector que forma parte del predio agrícola ganadero del establecimiento Nuevo Ideal de Cerro Agudo SA. Hace 15 años que trabaja en ese lugar en una extensión de 180 hectáreas, donde se manejan dos represas y suma en total una superficie de 250 hectáreas.

Se hace una rotación de dos años de arroz y cuatro años de praderas. Los rendimientos se ubican alrededor de 8.000 kg/ha para siembras tempranas, en tanto las más tardías son de unos 9.000 kilos. Es un año complicado desde el inicio de las siembras porque llovió mucho desde noviembre hasta fines de diciembre, dijo Longoni. Luego se desarrolló con normalidad hasta el momento de la cosecha. Las lluvias están provocando dificultades y al viernes pasado sumaban ocho días sin cosechar.


Populares de la sección