Comerciantes del interior evalúan rechazar compras con tarjetas

Gremiales de cinco departamentos podrían sumarse a medida de estacioneros de Maldonado

Los comerciantes nucleados en las cámaras empresariales de Maldonado, Lavalleja, Rocha, Treinta y Tres y Cerro Largo manejan la posibilidad de no aceptar la tarjeta de débito como forma de pago, en rechazo a lo que se entiende son “los altísimos costos” y “comisiones abusivas” de los emisores que recaen sobre sus bolsillos.

Esa medida que sería por tiempo indeterminado ya fue puesta en práctica en enero y está vigente en algunas estaciones de servicio de Maldonado y Punta del Este. Hoy es una de las alternativas que maneja la Cámara Regional del Este (Crece). Otra opción que está en consideración es no aceptar compras con tarjetas de forma progresiva hasta tres y cuatro días a la semana.

La gremial comenzó ayer una serie de recorridas que en su primera escala tuvo como centro a la ciudad de Minas. En diálogo con El Observador, el presidente de Crece, Tomás Casas, explicó que en esas recorridas se busca informar a los pequeños comerciantes de la situación y conocer cuánto incide en los márgenes de rentabilidad. Según dijo, la totalidad de los comerciantes contactados ayer en diferentes barrios de la capital serrana mostraron disposición a formar parte de un futuro “apagón” de tarjetas.

“Esta situación es tan grave e injusta que solo alcanza con considerar que en el resto del mundo, las comisiones por cobro con tarjetas de crédito rondan en promedio 1,5% del monto de compra y las que corresponden a tarjetas de débito ascienden a cerca de 0,5%, mientras que en nuestro país estos costos son por lo menos tres veces más altos”, expresó un comunicado de la gremial.

En la actualidad el grueso del comercio paga aranceles de 2% para el caso del débito y de alrededor de 1,5% en el caso de las grandes superficies que tienen acuerdos preferenciales dado el volumen de negocios que operan. El compromiso del gobierno es que los aranceles se continúen reduciendo hasta llegar a 1,5% en el mediano plazo.

Casas explicó que en tres semanas finalizarán las visitas a comerciantes y se definirá el plan. “Siempre hay voluntad de dialogar con el gobierno. El asunto es que el diálogo debe ser serio y no sobre discursos y declaraciones vanas”, apuntó.