Comercio minorista completó dos años con desempeño negativo

La ocupación promedio por empresa continúa cayendo en arranque de 2017
El comercio minorista volvió a tener en 2016 y por segundo año consecutivo un desempeño negativo de su actividad, según datos divulgados ayer por el Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu).

Durante el año pasado el Índice Retail Alimentación (IRA) cayó 2,5% en promedio respecto a 2015 y de esa forma confirmó "la recesión en que está inmerso", dice el informe.

El IRA es un indicador de desempeño que combina tres dimensiones de la evolución de las empresas del sector: la actividad, la rentabilidad y la capitalización. Su comportamiento permite inferir variaciones de ciclos de actividad, pero no realizar proyecciones futuras sobre la actividad sectorial.

Aunque el consumo privado evolucionó levemente (0,67%) el año pasado, ello todavía no ha logrado impactar en la actividad del sector minorista. En 2015 el consumo había caído 0,47%, con lo que la recuperación de 2016 permite apenas superar los niveles de 2014.

La actividad también descendió por segundo año (1,7% interanual) en el sector de comercio, reparaciones, restaurantes y hoteles. De todas formas el último trimestre del año mostró la primera variación positiva tras 10 trimestres consecutivos de caída.

Por subsectores, el reporte destaca la recesión del sector supermercados cuyo nivel de actividad retrocedió 4,5% en 2016.

Eso tiene como contracara el crecimiento de los autoservicios y pequeños supermercados a tasas superiores al 7%.

Según Cambadu, el análisis de ambos comportamientos deja a entrever un cambio en el consumidor, que en tiempos de ingresos más ajustados opta por modificar su opción de compra.

"Otra hipótesis que va alineada a la trayectoria de ambos sectores es el desarrollo de múltiples formatos de autoservicios o supermercados pequeños que se han expandido a tasas importantes y seguramente han constituido una alternativa adicional para el consumidor y su desempeño apuntala el crecimiento del subsector", indicó Cambadu.

Empleo en baja

En relación al empleo, el Índice de Ocupación Promedio por Empresa continuó profundizando su tendencia descendente en el comienzo de 2017. A la baja de enero, se suma la de febrero de 1,7% en la comparación interanual, con lo que se completaron 41 meses consecutivos de caída. El dato alentador radica en el hecho de que la baja de febrero fue a la menor tasa registrada desde el mismo mes de 2013.

Todos los subsectores mostraron una contracción en el empleo en la comparación interanual de febrero. En especial el sector de autoservicios y supermercados cayó 2,29%, según los datos de Cambadu.

Caen las empresas registradas

El Índice de Cobertura Empresarial (ICE), que incluye supermercados, autoservicios y gastronómicos) cerró 2016 con un descenso de 2,4% y revirtió la tendencia de crecimiento que llevaba tres años. El ICE es un indicador de cobertura y densidad de empresas del sector cada 1.000 habitantes que se calcula en función del número de Registros Únicos Tributarios (RUT), y su variación indica cambios en la cantidad de razones sociales (no necesariamente de puntos de venta). La cantidad de RUT registrados en el sector es el menor de los últimos 9 años. La hipótesis de Cambadu remite a un proceso de concentración de puntos de venta que "con alta probabilidad" se sitúa más en sector supermercados.



Populares de la sección