¿Cómo afectaron los cambios de IRPF e IASS a sus ingresos de enero?

Calcule cuánto pagará este mes por su salario o jubilación y cuánto hubiera pagado si no se hubiera procesado el ajuste

Transcurrido el primer mes del año, la expectativa de muchos trabajadores y jubilados es cómo les afectarán finalmente las medidas de ajuste en IRPF e IASS que empezaron a regir en 2017. Sin embargo, una vez se enfrenten con sus recibos de sueldo o pasividad, van a encontrar difícil la comparación con los pagos del año pasado.

Esto es así porque no solo cambiaron las tasas que gravan los sueldos y las jubilaciones, sino que además hubo un aumento en el monto percibido –ya sea el acordado en los Consejos de Salarios por cada sector de actividad o el que establece la Constitución para jubilaciones y pensiones– y un aumento de la Base de Prestaciones y Contribuciones (BPC), que es la unidad de cuentas que determina en qué franja del impuesto cae cada trabajador o pasivo.

El Observador desarrolló un simulador (ver al final de la nota), que permite comparar para cada caso el pago actual de IRPF e IASS con aquel que hubiera correspondido con las tasas previas al ajuste. Para eso, toma en consideración el mismo monto de salario nominal –posterior al aumento salarial o de pasividad de enero– y de BPC –a los valores 2017–, para calcular tanto el pago de impuestos actual como el que tendría lugar si el gobierno no hubiera aumentado las tasas del impuesto.

En el caso de los trabajadores sin hijos a cargo, el ajuste de las tasas de IRPF y el cambio en la forma de calcular las deducciones afectará a aquellos que ganan más de $ 51.100 de ingreso nominal –antes de descontar los aportes y el pago de impuestos–.

Sin embargo, en el caso de un trabajador con dos hijos a cargo, a partir de los $ 37.200 empezará a pagar más que con los parámetros anteriores a la entrada en vigencia de la Rendición de Cuentas. Esta diferencia se da principalmente por los cambios en el cálculo de las deducciones, que en el esquema previo tenían una lógica similar a la del impuesto –quien más pagaba aportes, más descontaba– y ahora pasó a calcularse como una tasa fija.

En el caso de un trabajador que gana $ 70.000 mensuales, pasará a pagar por mes $ 1.221 adicionales de IRPF ($ 7.501) en el caso en que no tenga hijos a cargo y $ 1.842 adicionales ($ 6.791) si tuviera dos hijos. Esto es, quienes tienen hijos a cargo seguirán pagando menos que quienes no los tienen, pero esa diferencia se acorta significativamente porque el ajuste penaliza más a quienes tienen más deducciones.

Para los pasivos, el aumento de las tasas de IASS afectará a quienes cobran por encima de los $ 54.200 mensuales. En el caso de una jubilación de $ 70.000, el aumento será de $ 633 y el pago mensual ascenderá a $ 6.328.

A continuación, puede ingresar sus datos de ingresos y características de su hogar para conocer cómo le afectó a su bolsillo el ajuste de IRPF e IASS que rige a partir de este año.

Embed



Acerca del autor