¿Cómo buscan las empresas a sus empleados en redes sociales?

El 88% de las compañías comprueba la reputación online de los profesionales según un estudio de Adecco Internacional

Desde hace tiempo, las redes sociales funcionan como intermediarias entre las empresas y los candidatos. Cada vez más, los profesionales buscan trabajo a través de ellas, pero el principal cambio que se está produciendo es que las compañías ya no sólo las utilizan para localizar a sus candidatos. Ahora también las emplean para conocerles mejor y observar el modo en el que las usan, algo determinante para aceptar o rechazar a un aspirante.

El 88% de las compañías reconoce que comprueba la reputación online de los profesionales antes de contratarlos, y nueve de cada diez las suelen utilizar para atraer talento. "De ser un complemento en las estrategias de reclutamiento, estas herramientas se han convertido en muchos casos en el eje central", comenta Iria Vázquez, directora de servicio y calidad de la compañía de recursos humanos Adecco, tal y como se concluye en su estudio Redes sociales y mercado de trabajo. De ahí la importancia de que los profesionales incorporen estas plataformas a su búsqueda de empleo y al desarrollo de su carrera, de que cuiden su imagen y sean conscientes de con quién comparten sus contenidos.

Los portales de empleo, las páginas web y las redes sociales son las tres herramientas más utilizadas por los seleccionadores y configuran su estrategia según el canal que utilicen. LinkedIn es la favorita y la suelen emplear para comunicarse de forma directa con los candidatos y comprobar la veracidad del currículo.

Facebook se distingue por ser la mejor red para publicar las ofertas, y Twitter es la más habitual para reforzar la marca de la compañía. Desde 2011, el uso de las redes por parte de las organizaciones no ha parado de crecer y hasta el 71% de las firmas prevé contratar a través de estas plataformas en 2016.

Reputación online

A pesar de la importancia que están adquiriendo las nuevas tecnologías, la mayoría de las compañías todavía no las han integrado en todos sus procesos de selección y siguen acudiendo más a los portales de empleo. En el último año, el 23% de las empresas ha seleccionado a un profesional por su actividad en Internet, cifra que aumenta al 28% cuando se trata de desestimar una candidatura. Un filtro que se suele realizar antes de la entrevista personal y en el momento en el que se reciben las candidaturas.

Pese a estos datos, la identidad digital es un elemento que resulta fundamental para acceder a un puesto. Más aún en sectores como márketing, comunicación, diseño gráfico o nuevas tecnologías.

Pero, ¿en qué se fijan las compañías cuando buscan a un profesional en la Red? La trayectoria laboral, las habilidades o aptitudes adquiridas, así como los años de experiencia en el sector son los tres elementos más determinantes. Los aspirantes tendrán, por tanto, que asegurarse de que esos datos están actualizados y bien explicados en sus perfiles y que son públicos para que cualquier organización pueda acceder a ellos.

Por el contrario, la apología de cualquier tipo de violencia o discriminación, información que promueva el consumo de alcohol o drogas e imágenes de contenido sexual o inapropiadas son los principales motivos que hacen que los reclutadores rechacen a un candidato.

-Relación. Aunque la mayoría de los usuarios emplea las redes para comunicarse con amigos y familiares, un 69% también lo hace por razones relacionadas con su vida profesional, como puede ser buscar empleo o mantener el contacto con compañeros del sector.

Además de este uso tradicional, este año también destaca que el 81% las utiliza para seguir a alguna empresa, sobre todo, para estar al tanto de los puestos que se ofertan y conocer las novedades de la firma.

Como resultado, las compañías han descubierto que en ocasiones los mejores perfiles son aquellos que llevan tiempo siguiendo a la marca en las redes sociales. Así, éstas ya se han consolidado como una fórmula para atraer talento. De hecho, en el último año hasta un 76% de los candidatos ha enviado su currículo a una oferta de empleo publicada en las redes sociales.

A pesar de ello, aún queda camino por recorrer, ya que la mayoría de los profesionales no confía en este tipo de reclutamiento. Sin embargo, las empresas estiman que de aquí a dos años usarán más las redes para buscar candidatos, por encima de su página web corporativa.

Cómo mejorar la identidad personal

A pesar de la consolidación de las redes sociales en el ámbito laboral, el 58% de los usuarios entrevistados en el estudio Redes sociales y mercado de trabajo mantiene una actitud pasiva a la hora de utilizarlas desde un punto de vista profesional. Se trata de una actitud que disminuye la empleabilidad y que hace más difícil el desarrollo de una carrera. Así que no basta con que te abras una cuenta en alguna de las plataformas para ser visible para las compañías, debes cuidar tu imagen y ser consciente de la huella que dejas.

Todo cuenta, desde la foto de tu perfil, hasta los comentarios que hagas, pasando por los artículos que compartas. Las compañías se fijan en las interacciones que estableces y en el tipo de conversaciones que realizas, así que asegúrate de que no publicas contenidos que podrían hacer que te eliminen de un proceso de selección. Por lo tanto, tendrás que establecer un control sobre la información que hay acerca de ti en la Red y determinar cómo vas usar cada plataforma, sobre todo aquellas en las que se combina la faceta personal con la laboral, como sucede en Facebook o Twitter. Tendrás que seleccionar el público con el que compartes cada contenido, más aún cuando buscas empleo o quieres ascender dentro de tu empresa.


Fuente: Expansión / Ripe