Cómo Clinton conquistó el voto afro

La ex primera dama es la heredera del actual mandatario Barack Obama
Hillary Clinton avanza viento en popa. Su designación como candidata del Partido Demócrata para la presidencia de Estados Unidos ya no parece estar amenazada por su rival Bernie Sanders, y esto se debe en gran parte al apoyo de los afroestadounidenses.

En las elecciones primarias demócratas Clinton logró un buen número de victorias ante el senador de Vermont en Estados que cuentan con una gran comunidad afroestadounidense. Según el informe independiente Cook Political Report, los votos de esta población fueron decisivos en siete estados para que Barack Obama le ganara al republicano Mitt Romney en la carrera de 2012.

En las presentes elecciones primarias del Partido Demócrata la gran mayoría de los votantes negros han preferido a Hillary Clinton y no al autodenominado socialista del norte. ¿Por qué?

Varios antecedentes

Clinton tiene más antecedentes que Sanders en la lucha contra el racismo sistémico, los privilegios de los blancos y por la igualdad de oportunidades para los negros.

Mientras que Sanders hizo carrera política en el estado norteño de Vermont, donde solo 1% de la población es negra, Hillary Clinton fue primera dama en el estado de Arkansas durante 12 años, donde obró por mejorar la salud y la educación y asesoraba a personas marginadas en asuntos legales.

Mientras era estudiante de Derecho en la universidad de Yale, se dedicó a estudiar casos de menores recluidos en cárceles de mayores en Carolina del Sur, y fue también a Alabama para investigar la segregación escolar.

Luego de más de una generación en el escenario público nacional, se hizo conocer por estas experiencias, en particular entre los negros.

Y, aunque pueda resultar paradójico para una feminista que busca ser la primera presidenta de Estados Unidos, los expertos coinciden en que logró notoriedad gracias a su matrimonio con el expresidente Bill Clinton.

Más de una generación de estadounidenses negros considera que su marido trabajó contra los prejuicios raciales y logró mejoras económicas en los años 1990, cuando la desocupación entre los negros bajó y sus ingresos aumentaron.

En su campaña, Hillary Clinton a menudo menciona el crecimiento económico del gobierno de su esposo, como un camino que ella seguirá.

Bill Clinton consiguió respaldo entre los afroamericanos por apoyar la discriminación positiva, por designar a un número récord de negros en su gabinete y por ser amigo íntimo del empresario Vernon Jordan, figura del movimiento de derechos civiles.

No obstante, la reforma de asistencia social y la ley criminal de Bill Clinton fueron criticadas por aumentar la pobreza y provocar niveles de encarcelamientos récord, que afectaron de manera desproporcionada a los negros.

A pesar de que Bernie Sanders hizo destacar su participación en los años 1960 en el movimiento por los derechos civiles –y por eso fue detenido en aquél entonces–, su discurso político se concentra sobre todo en la desigualdad económica.

"Ese es el problema que los negros típicamente tienen con los progresistas blancos, que analizan todo a través de la perspectiva de clase y se olvidan que la raza sigue teniendo un peso, y es ese tipo de enfoque que ha frustrado a algunos negros", evaluó Andra Gillespie, profesora asociada de ciencia política en el Emory College de Atlanta, Georgia.

Los afroamericanos que en las primarias de 2008 no sabían si votar por Hillary Clinton o por Obama y optaron por Obama, hoy pueden remediar esa duda votando por Clinton, la candidata que no dudó en presentarse a sí misma como la heredera política del primer presidente negro de la historia del país.

Fuente: Jennie Matthew, agencia AFP

Populares de la sección