¿Cómo funcionan los centros sociales y educativos del sindicato de la bebida?

El Observador visitó el local de Montevideo, donde asisten 30 niños de entre 9 y 12 años
Centro Social y Educativo FOEB

La preocupación por la crisis educativa y la convicción de que un sindicato no debe perder el contacto con la sociedad fueron los motivos que impulsaron a la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB) a crear una red de centros socioeducativos en diversas zonas del país para atender y apoyar a los niños en el contraturno de la escuela.

La semana pasada el sindicato inauguró un centro en Montevideo, otro en Pan de Azúcar y un tercero en Minas. El Observador visitó el centro capitalino, ubicado en el barrio Reducto, donde el sindicato atiende a unos 30 niños, en su mayoría provenientes de la escuela Nº 141, de la zona de camino Instrucciones y Mendoza. Allí los niños asisten a talleres y clases de apoyo en matemáticas y lenguaje.

Daniela Rodríguez, coordinadora general del proyecto, dijo a El Observador que "el objetivo principal es brindarles herramientas para la construcción de ciudadanía y hábitos cotidianos", como cepillarse los dientes y escuchar al otro cuando habla.

Por su parte, Fernando Ferreira, presidente de la FOEB, manifestó a El Observador que el proyecto se financia a través del consejo de salarios. Para ello, los trabajadores resignan una parte del salario, que venía creciendo de forma importante, y otra parte la ponen las empresas", expresó. El presidente de la FOEB habló también de la proyección a futuro que el sindicato hace con este tipo de centros y de la inauguración de nuevos locales el año que viene.

Lea la nota completa mañana en El Observador


Populares de la sección