Cómo hacer el café más saludable

Desde los ingredientes hasta la manera de prepararlo pueden afectar los beneficios que esta infusión tiene para la salud

El hecho de que el café sea naturalmente libre de azúcar y bajo en calorías lo convierte en una bebida más saludable que una taza llena de crema y azúcar, pero beber el café sin ingredientes añadidos ofrece muchos beneficios.

El café contiene naturalmente muchos antioxidantes (químicos que contribuyen a disminuir el riesgo de enfermar), que funcionan mejor cuando se sirve sin leche. Esto es debido a que las proteínas de la misma se unen a los compuestos antioxidantes y evitan que estos puedan funcionar adecuadamente.

La acidez del café puede causar efectos no deseados en personas que sufren de acidez o RGE (reflujo gatroesofágico). Agregar ingredientes alcalinos tales como canela o cacao en polvo ayuda a neutralizar la acidez y, además, agrega sabor. Estos ingredientes también poseen sus propios beneficios para la salud. Ambos aportan antioxidantes, y la canela favorece la inmunidad, mientras que el cacao promueve la salud cardíaca y es rico en magnesio.

Un tip: el café elaborado con agua a temperatura ambiente o fría y reposado durante varias horas, también ofrece una alternativa menos ácida que el café caliente.

El valor nutricional de una taza de café también depende de cómo el mismo es elaborado. El calor y el plástico no funcionan bien juntos. Algunos recipientes plásticos pueden contener compuestos como el BPA (bisfenol A) que son dañinos para la salud y se liberan al café durante la infusión. Lo recomendable son cafeteras de vidrio con filtros de papel o metálicos.

Se puede replicar la cremosidad de un delicioso latte agregándole al café un poco de aceite de coco. Este aceite es rico en ácidos grasos de cadena media, que el cuerpo utiliza de forma diferente al resto de las grasas. Esta receta de café es, además, baja en acidez, rica en sabor y llena de antioxidantes.

La receta:

  • Café
  • ½ cta de canela
  • ½ cta de cacao en polvo
  • 1 cta de aceite de coco
  • Una licuadora

Coloque una taza de café previamente elaborado en la licuadora. Agregue la canela, el cacao y el aceite de coco. Licue a baja velocidad y disfrute.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy



Fuente: www.ehow.com