Cómo la alimentación puede mejorar la piel

Una alimentación saludable no solo sirve para descender o mantener un peso corporal adecuado, sino que, entre otras cosas, puede ser útil para proteger y rejuvenecer el cutis
El especialista en antiaging y estética Rubén Mühlberger explicó la necesidad y la importancia de llevar una dieta más natural y saludable, no solo ya por el hecho de bajar de peso, sino para mejorar y mantener la salud del cutis.

Para ello, el especialista recomienda llevar una dieta conocida como "dieta lifting" durante algunos días, que elimine por completo alimentos como el café, los lácteos, las gaseosas, las golosinas y el alcohol, y priorice el consumo de carnes como el pollo y el salmón, las frutas, las verduras y el agua.

Estos alimentos aparentemente tienen el efecto de mejorar la luminosidad y la firmeza de la dermis, disminuir la oxidación celular y los radicales libres, y por lo tanto reducir el envejecimiento celular, aportando a la piel un mayor brillo y un mejor aspecto.

El colágeno, el protagonista:

De acuerdo con Mühlberger "el colágeno es la única proteína que marca el paso del envejecimiento...Medir no solo el magnetismo, sino todo el costado inmunoelectroforético (es decir, su reacción a los anticuerpos) que existe en tus niveles de colágeno, va a mostrar ciertos patrones de un ritmo particular de envejecimiento". "Todo colágeno, como el hueso, tiene una gran resistencia. El colágeno de la piel es de la misma familia que del hueso, por lo tanto, a pesar de que uno es totalmente duro, pétreo, y el otro es totalmente elástico, los dos tienen una similitud en su formación: son tejidos formes". "Sin colágeno no podemos vivir, seríamos directamente gelatina", agregó.

Para ello, el especialista señaló que es importante "activar" el colágeno y mantenerlo joven a través de la alimentación. Evitando las grasas "malas" y alimentos perjudiciales, es de esperar que en el correr de unos pocos días la piel ya muestre signos de descenso de hinchazón, redefinición de contornos faciales, afirmación de la línea de la mandíbula y aumento de la luminosidad cutánea.

El profesional también remarcó que el problema del envejecimiento cutáneo no solo es un problema de gente adulta. Si bien es cierto que a los 40 años se notan más que a los 20, desde etapas tempranas de la vida se puede marcar la diferencia para el futuro solo a través de un compromiso con una forma de alimentación más consiente.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy
Fuente: Infobae

Populares de la sección