Cómo la comida llama a los turistas

Un fin de semana gourmet, como atracción para turistas argentinos, acerca a visitantes a ciudades como Carmelo
Son los principales visitantes a destinos turísticos en Uruguay desde siempre. Sienten al país como propio y aunque las condiciones económicas les sean adversas, se esfuerzan por llegar. Los argentinos son fieles con Uruguay y lo eligen para sus vacaciones o escapadas de fin de semana. Ello abre para la industria local una oportunidad, ya que obliga a pensar cómo satisfacer a un cliente que casi seguro llegará.

Sol y playa son un gancho clave en verano, y en ese sentido Punta del Este recibe gente por inercia. Pero hay otras cosas que suman al combo para captar visitantes.

La comida se ha convertido en un llamador para los argentinos que, como ventaja, comparten gustos. Ese combo perfecto, que tiene su toque final de calidad con los vinos uruguayos, viene siendo observado por operadores turísticos y gastronómicos como una oportunidad para diversificar el turismo y divulgar los platos locales de calidad.

Un ejemplo claro de esto último sucedió a mediados de agosto en Carmelo. El Resort & Spa Hyatt Hotel de Carmelo organizó del viernes 12 al domingo 14 de agosto un fin de semana gourmet para aprovechar que en Argentina el lunes era feriado y los turistas de ese país podían tener su fin de semana largo. La idea (que piensan repetir en noviembre) consistió en utilizar tres locaciones de la ciudad coloniense para que los visitantes disfruten, tanto en restoranes a la carta como en formato feria al aire libre, de la mano de chefs uruguayos y argentinos. Para dar solo un ejemplo, Lucía Soria (una de las últimas discípulas de Francis Mallmann en tomar su camino propio) deleitó a los visitantes con un plato sencillo y sorprendente: sirvió boniato a la parrilla con perejil, cebolla colorada, morrón rojo y frutos secos, sobre una salsa cremosa que ligó los ingredientes a la perfección.

La alcaldesa de Carmelo, Alicia Espínola, admitió a El Observador que dentro de las ofertas que la ciudad desarrolla para los visitantes, la gastronomía de calidad viene ganando terreno. También destacó la funcionaria que la ciudad tiene opciones para todos los bolsillos, desde algo de alta gama como el ejemplo del fin de semana del 12 al 14 de agosto, como otras ubicadas en la zona urbana con su encanto.

Tranquilidad

En Carmelo los argentinos se sienten cerca de su casa, pero en un entorno de tranquilidad perfecto para desconectarse del bullicio porteño. Espínola explicó a El Observador que los argentinos buscan "tranquilidad" cuando llegan a esa ciudad. Tienen opciones de playa y actividades rurales. Van a pescar, a navegar, o simplemente a disfrutar del silencio. En enero de 2016, con el cambio de gobierno en Argentina, repuntó la llegada de embarcaciones del vecino país al puerto de Carmelo. Según Espínola, atracaron 150 en el primer mes del año, lo cual es mucho más de lo habitual en años anteriores.

Populares de la sección

Acerca del autor