Cómo preparar el arroz para hacer sushi en casa

Para lograr un buen sushi casero, una de las claves es lograr que el arroz quede perfecto

Para quienes gustan de la comida oriental, el sushi es sin duda un plato que despierta todos los sentidos y genera una sensación de disfrute total. Y hacerlo en casa puede resultar más sencillo de lo que uno imagina.

Uno de los pasos más importantes para un buen sushi casero es la preparación del arroz. Lo primero que se necesita adquirir es un arroz apto para sushi. Es un arroz glutinoso, de grano corto y redondo. Hoy por hoy se puede encontrar en todas las grandes superficies y tiendas especializadas.

Una vez conseguido el arroz, el primer paso es lavarlo bien, sumergiéndolo en un recipiente con agua y frotándolo con fuerza para que pierda el almidón. Este paso debe repetirse alrededor de siete veces. El agua al principio será blanquecina y luego se irá volviendo transparente cuando el almidón haya desparecido.

Luego llega el momento de la cocción. Se coloca el arroz en una olla con el mismo volumen de agua, sin agregar sal ni aceite. Se cuece durante dos minutos, con la olla tapada a fuego medio. Luego se baja el fuego al mínimo y se deja hervir por otros trece minutos. Una vez cocido, el arroz se saca del fuego y se deja reposar durante diez minutos más, sin destapar la olla en ningún momento.

El siguiente paso será el avinagrado. Para ello se debe preparar una mezcla de vinagre blanco con azúcar y sal, en una proporción de 5:2:1, es decir que, suponiendo que se usan 3 tazas de arroz (600 g), se preparará la mezcla con 75 ml de vinagre, 30 g de azúcar y 15 g de sal. La misma se lleva a fuego hasta que se disuelve el azúcar y luego se deja enfriar. Luego, se coloca el arroz en un recipiente de madera y se va añadiendo el vinagre mientras se remueve constantemente con una cuchara, también de madera, sin aplastar los granos. Simultáneamente el arroz se debe abanicar para que se vaya enfriando a medida que se remueve, hasta que esté a la misma temperatura del cuerpo.

Para finalizar, se cubrirá el arroz con un paño húmedo, dejándolo a temperatura ambiente. Nunca ponerlo en la heladera.

Siguiendo estas instrucciones ya se puede empezar a preparar el sushi casero. Se pueden hacer nigiris, haciendo una bola de arroz y cubriéndola con el pescado de elección, o makis colocando el arroz sobre un alga nori, rellenando con los ingredientes elegidos y enrollando con la ayuda de una esterilla. Luego se cortan con un cuchillo bien afilado y húmedo en pequeñas piezas.

A disfrutar.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy


Fuente: Directo al paladar

Populares de la sección