¿Cómo se están reestructurando las empresas uruguayas para ganar en eficiencia?

Los amiguismos son cosa del pasado; cada vez se hacen más reorganizaciones en busca de un mejor funcionamiento

No importa si trabaja allí desde hace 20 años, si juega al fútbol con el dueño de la compañía o si siempre cumplió con la misma tarea. Las empresas locales siguen la tendencia de las multinacionales y persiguen la eficiencia de sus organizaciones a través de nuevas contrataciones y de erradicar a aquellos cargos que no cuadren con su puesto.

Según la consultora KPMG, las desvinculaciones se atribuyen a que la persona simplemente no es la idónea para el cargo independientemente de su desempeño en el cargo.

"Las reestructuras por lo general no se deben a la falta de capacidades técnicas sino a falta de competencias personales", destacó Federico Kuzel, gerente senior de consultoría en Capital Humano de KPMG.

Esta realidad determina que un gerente pueda perder su puesto de trabajo si no tiene cualidades de buen líder, aunque sea un excelente contador o economista.

"Hay muchos cargos de gerentes que se están cubriendo y no es porque se cree una nueva gerencia o porque la persona se haya ido a otro trabajo, sino porque la empresa decidió sacarlo", señaló Kuzel y remarcó que existe una alta exigencia en los cargos gerenciales que en muchas ocasiones no pueden cumplir con las expectativas por falta de actualización o de adaptación a las nuevas herramientas.

¿La causa? Las empresas ya no tienen el margen de error que antes les permitía dejar a un mando alto en su lugar por simpatía o antigüedad. "Si no se hace ese cambio, al fin y al cabo, se termina fundiendo la empresa", puntualizó el representante de KPMG.

El socio del área Assurance & Advisory de la consultora Ernst & Young, Marcelo Recagno, confirmó que las organizaciones están cambiando. "En el último semestre del 2015 se presentó una mayor cantidad de empresas que están viendo la posibilidad de reperfilarse", apuntó Recagno que atribuyó este fenómeno al enlentencimiento económico del país al que las empresas buscan anticiparse.

En cuanto al personal que contratan las empresas, el socio de Ernst & Young destacó que las compañías buscan personal alineado con la actualidad de los negocios, muchos más dinámicos y vertiginosos que hace una década.

El currículum no importa

A la hora de establecer nuevos vínculos de trabajo, las empresas buscan alternativas para conseguir a la persona indicada para cada puesto. Para esto KPMG asegura que es necesario erradicar algunos mitos.

El currículum no es lo que era. El gerente de KPMG no duda en afirmar que cada vez menos empresas ponderan al tan conocido currículum vitae (CV) a la hora de tomar la decisión de incorporar un nuevo cargo en la compañía.

Las competencias personales pasaron a un primer plano y el estar seguros de que la persona podrá cumplir con las expectativas resulta fundamental para el personal de recursos humanos.

"El CV sirve para filtrar en una primera etapa pero cada vez apuntamos más a la selección por competencia", remarcó el gerente de KPMG y añadió que la capacitación técnica es más valorada en cargos iniciales.

La escolaridad es otro de los aspectos que ya no se considera fundamental. En este sentido Kuzel aseveró: "Puede ser que por elegir a alguien con buenas notas me esté perdiendo un talento".

El método de selección por competencia es arduo y costoso. Muy pocos son descartados en la primera instancia de currículum y la siguiente etapa se trata de probar las capacidades que tendrán que desempeñarse en el cargo.

"Es importante que pueda llevar adelante la función y además que sus competencias personales se adecuen al grupo de trabajo que va a tener", confirmó el representante de la consultora.

"El mejor predictor de una conducta es la conducta pasada", determinó el gerente de KPMG y estimó que por esto motivo la experiencia es fundamental ya que si un trabajador tuvo determinada conducta en un trabajo pasado es posible que la repita.

Los más, y menos, buscados

Según Kuzel de KPMG los más contratados son los ingenieros, industriales y especialistas en informática. Además el sector de administración y el comercial han tenido buena demanda en 2015 y comienzos de 2016.

En contraparte, la logística, el comercio exterior y el área de recursos humanos tuvieron un descenso en cuanto a la solicitud de cargos en este periodo.

Recagno de Ernst & Young aseguró que el sector industrial, el de la construcción y el lácteo son los más sensibles del mercado laboral.



Acerca del autor