Compendio para hacer que la batería dure más (y el buen humor también)

Serán muy inteligentes, pero los poderosos celulares modernos no aguantan ni un día sin que se les agote la energía. Aquí algunos consejos para evitar que el iPhone "muera" demasiado pronto

Entre los problemas de la humanidad, quedarse sin batería parece tan trivial que da vergüenza mencionarlo. Pero entre las complicaciones rutinarias de los hombres y mujeres que recorren las calles del planeta con más de 6.000 millones de celulares –muchos de ellos smartphones- en sus bolsillos o carteras, que la batería se agote es una fuente de mal humor y, peor aún, una complicación que puede afectar el día laboral o personal.

Los nuevos smartphones, poderosos como una computadora pero mucho más pequeños, deben condensar en el tamaño de una mano el poderío de chips, bits y otros tecnicismos que son los que permiten no tanto que hablemos por teléfono –en estos tiempos, ¿quién usa el celular para hablar, como actividad principal?- sino para chatear, ver las noticias, medir nuestro ritmo cardíaco mientras hacemos ejercicio o escuchar música en la radio del auto pero que sale del celular vía bluetooth.

En resumen: no es que los smartphones tengan baterías tan malas. Es que hacemos de todo con ellos y las agotamos. Cada sistema operativo tiene sus caprichos y por eso en este post intentaré sintetizar algunas prácticas sencillas para que la batería dure más y, con ella, la buena onda.

En el caso del iPhone, cada una de las actualizaciones del sistema que lanza Apple supone alguna mejora de funcionamiento, pero al mismo tiempo agrega más esfuerzo a la batería, que ya de por sí suele ser de corta duración.

Si usted ya usa el iPhone 6 o 6 Plus, seguramente no notará que el rendimiento se resiente, porque son equipos nuevos que incluyen baterías más modernas. Si en cambio tiene otro modelo de iPhone en el que bajó la última versión de iOS, seguramente percibirá que la batería dura menos.

¿Cómo se gasta?

Para entender cómo gastamos la batería lo primero que hay que hacer es monitorear qué aplicaciones o actividades consumen más. Las últimas versiones de iOS permiten hacerlo con facilidad. Hay que ir a Ajustes/General/Uso/Uso de batería, y luego de unos segundos verá qué fue lo que le hizo gastar más batería en el último día y en la última semana. A mí me mata el mail (41% del consumo), Safari y Twitter. Es decir, hablar por teléfono ni pica entre mis top ten consumidores de batería.

Allí mismo puede ver cuánto tiempo le queda de batería (en uso o en espera), para ir previniendo. A la hora de hacerlo existen recargadores de batería portátiles de diferentes marcas. Son pequeños y fáciles de guardar en cualquier lado, pero deben estar previamente cargados mediante un cable USB que se conecta a una computadora. No se confíe: si pasa mucho tiempo sin usarlo deberá recargarlo para no encontrarse con sorpresas cuando realmente lo necesite

En el caso del iPhone hay aparatos aún más sofisticados, algo así como fundas protectoras que incluyen una batería extra. Muchos las usan; personalmente no le encuentro sentido a agregarle más peso al celular y gastar más de 100 dólares extras para un smartphone que ya de por sí es costoso.

¿Qué se puede hacer para gastar menos?
Una de las funciones que más consume batería se relaciona con las aplicaciones que utilizan la localización (GPS); en realidad, muchas lo hacen pero todas tienen la opción de deshabilitarlo. Para apps como Google Maps o Waze es importante tener el GPS activado, pero en casos como Twitter, Facebook y otra cantidad de aplicaciones, ¿vale la pena?

Desde el iOS 8 es posible seleccionar la función “En Uso” para Facebook y otras aplicaciones, que solo se activa cuando efectivamente se usan estas apps. Hay que ir a Ajustes/Privacidad/Localización/Compartir mi ubicación. Al ingresar y deshabilitar esa opción se ahorran varias barritas de batería por día. Debajo verá una lista de apps sobre las que podrá decidir si quiere activar la localización permanentemente o no. Un ejemplo clásico son las que informan sobre el clima. Solo cuando se abre se activa la localización. También es posible elegir la opción “Nunca”.

Conexiones
Otras dos funciones que también consumen mucho son el Wifi y el Bluetooth. Sobre todo en el segundo caso se puede mantener deshabilitado siempre, salvo que usted lo use permanentemente para conectarse a otros dispositivos tales como el Parrot del auto o un reproductor de música.

Sobrecarga de notificaciones
En el iPhone o iPad suelen verse en la pantalla de inicio, por defecto y a cada rato, notificaciones (avisos) de Twitter, Facebook, clima y cualquier otro servicio al que le haya dado permiso para que le notifique algo. La mayoría de las veces estas “alertas” suelen ser más una molestia que una ayuda. Para desactivarlas hay que ir Ajustes/Notificaciones e inhabilitar todas las que realmente no considere fundamentales para su operativa diaria.

Porque a fin de cuentas, ¿cuánto pierde si no se entera en ese mismo instante sobre el nuevo lanzamiento de Netflix? ¿Cuánto pierde si en su pantalla no saltan a cada rato las actualizaciones de Facebook de sus amigos? Además de ahorrar batería ganará en salud mental.

Puede elegir diferentes tipos de notificaciones (globos, sonidos, alertas) para cada app o desactivarlas todas. Mientras que es útil el pitido que indica que se acerca su próxima reunión (en Calendario), el sonido recurrente de cada nuevo tweet en el que se lo menciona solo sirve para restarle paciencia.

Mantener a raya al mail
Similar a lo anterior, por defecto el sistema le avisa cada vez que le llega un mail, una función que gasta mucha batería. No es solo un sonido sino que el comienzo del mensaje se ve en su pantalla bloqueada o en la parte superior. No necesita esta función para monitorear su mail; de hecho es más saludable entrar cada tanto a la app y actualizarla manualmente.

Para desactivar la función tiene que ir a Ajustes/Correo, contactos, calendario/Obtener datos. Si allí deshabilita el botón de Push los mails no se actualizarán automáticamente sino que lo harán cuando usted lo decida.

De un dispositivo a otro
Una nueva función disponible a partir del iOS 8 permite comenzar a hacer una tarea en un iPhone, por ejemplo, y continuarla –desde donde se la dejó- en el iPad. Para eso tiene que estar activado el llamado Handoff (Ajustes/General/Handoff y Aplicaciones sugeridas). A menos que use mucho esta función es mejor desactivarla para evitar que consuma batería; se puede habilitar solo cuando se va a usar.

Diseño y luz
Si aun así continúa disconforme con el rendimiento de la batería de su iPhone, puede probar de bajar el nivel de brillo de la pantalla (sus ojos también se lo agradecerán). Debe ir a Ajustes/Pantalla y brillo y deshabilitar la función de brillo automático.

Una más para los cuidadosos de la batería: el llamado efecto parallax que usa Apple para dar movimiento cuando se cambia de una app a la otra también consume mucha energía. Se puede desactivar en Ajustes/General/Accesibilidad y allí anular la opción Reducir Movimiento. El resultado es extraño, para lo que ya se acostumbraron a la forma habitual en la que se navega un iPhone.


Comentarios

Acerca del autor