Competencia investiga denuncia en mercado de la cerveza local

La chilena CCU cuestiona los contratos de exclusividad de FNC
La empresa Milotur SA, filial uruguaya del grupo chileno CCU, presentó en junio una denuncia contra la empresa Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC) por violación a la normativa sobre libre competencia vigente en Uruguay. Por ello, la empresa que comercializa agua mineral Nativa, los refrescos Nix y tiene la distribución exclusiva de las marcas de cerveza Heineken y Schneider, elevó una acusación ante la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia, un órgano desconcentrado que depende del Ministerio de Economía y Finanzas.

Según informaron ayer a El Observador fuentes al tanto del caso, en su denuncia, la empresa Milotur señala que en un mercado "muy concentrado" donde FNC se acerca "a un cuasimonopolio", ha celebrado "contratos de exclusividad con diversos comercios, que apuntan a "excluir a sus productos de la posibilidad de ingresar al mercado". A cambio, premia a aquellos comercios que vendan solamente los productos de FNC en el segmento de cervezas.

Asimismo, el grupo chileno señaló que en aquellos lugares donde ambas empresas tienen presencia, también se verificaba una práctica tendiente "a la restricción de sus ventas, como lo es la exclusión de la refrigeración" de los productos.

"La compañía cumple con las normas vigentes y ya presentó los descargos correspondientes. Como siempre, confía en las autoridades y se encuentra a disposición de las mismas", dijeron a El Observador fuentes de FNC. La Comisión de Competencia dio ingreso al caso, dando lugar a la formulación de descargos por parte de la empresa denunciada, que negó incurrir en ilegalidades al señalar que esos contratos de exclusividad "son legítimos" y que no tienen vinculación alguna con la decisión de algunas grandes superficies en lo que llaman "la exclusión del frío", revelaron las fuentes.

Consultado por El Observador, el comisionado de Defensa de la Competencia Javier Gomensoro reconoció la existencia del expediente pero manifestó que el mismo tenía "carácter reservado hasta el final de la investigación, momento en el cual se harían públicas las conclusiones de la oficina sobre este caso".

Sanción récord


En marzo, un fallo del tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) confirmó la aplicación de una multa por 10 millones de unidades indexadas (UI) –US$ 1,14 millones)– contra Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC) por prácticas anticompetitivas. Esa sanción, récord en Uruguay, fue dispuesta en abril de 2013 por la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia, luego de comprobar ese comportamiento por parte de la empresa entre 2007 y 2008, tras una denuncia presentada por la empresa Osanil –eximportadora de Heineken–.

La sanción fue aplicada tras comprobarse que FNC incurrió en "abuso de posición dominante". Esa decisión fue recurrida por la compañía para que se anulara lo actuado. Pero el fallo del TCA con fecha 15 de marzo argumentó que "surge plenamente probado" el accionar de FNC y que la sanción está "plenamente justificada".

De acuerdo a la investigación realizada en su momento, el fabricante de cervezas nacional "limitó" el acceso de la cerveza importada Heineken a comercios del sector "miniservicios", por medio de una bonificación diferencial a los minoristas que excluyeran esa marca de sus góndolas. Según la resolución que había dispuesto la Comisión de Defensa de la Competencia, FNC "ofrecía bonificaciones (premios en productos) a comerciantes minoristas, a cambio de la limitación de la venta o incluso exhibición de productos-cervezas de sus competidores".

Populares de la sección

Acerca del autor