Compradores y cultivadores deberán declarar dónde viven

Farmacias venderán marihuana antes de fin de año a $20 el gramo

Desde noviembre o diciembre, después de las elecciones nacionales, los uruguayos podrán comprar marihuana a $20 ó $22 en las farmacias que estén dispuestas a vender, informó el prosecretario de Presidencia, Diego Cánepa, quien ayer en conferencia de prensa presentó el decreto reglamentario de la ley de marihuana, que se firmará el lunes y entrará en vigencia el martes. Cada consumidor podrá comprar en farmacias un máximo de 10 gramos semanales (40 mensuales).

La ley establece tres vías de acceso a la droga: farmacias, clubes de membresía y autocultivo. Las tres vías serán excluyentes: el que compra en farmacias no podrá cultivar en su hogar ni integrar un club. Y, en todos los casos, el usuario deberá inscribirse en el Instituto de Regulación y Control de Cannabis (Ircca).

El Ircca otorgará entre dos y seis licencias a privados para producir la marihuana que se venda en farmacias. Las empresas que ganen la licitación, que se abrirá en la segunda quincena de mayo, deberán cultivar, almacenar, empaquetar y distribuir la marihuana en las farmacias.

Las farmacias no estarán obligadas a vender marihuana, pero, en caso de hacerlo, ganarán un 30% de la venta, aclaró Cánepa.

La inscripción para comprar en farmacias o autocultivar se hará en el Correo y será, por lo tanto, “de fácil acceso en todo el territorio nacional”, dijo Cánepa. Los interesados podrán ser ciudadanos naturales o legales o con residencia permanente.

Las personas que resuelvan comprar el cannabis en farmacias deberán registrar en la sede del Correo las huellas dactilares de sus dedos índices. Para comprar el producto en la farmacia necesitarán estampar sus huellas en pos (aparatos de identificación tecnológicos). De esta forma, el gobierno evita que los compradores estén obligados a revelar su identidad ante el vendedor. La marihuana no podrá estar expuesta al público en los centros de venta.

En el Correo, los compradores deberán presentar documento de identidad y constancia de domicilio (o factura de servicio público que lo indique). Los cultivadores deberán presentar además un documento que verifique el vínculo con el inmueble (si es arrendatario o poseedor) y declarar la ubicación del cultivo domestico (hasta seis plantas por hogar). Esta información será “reservada”, reiteró Cánepa.

El secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, primer presidente del Ircca, estimó que “el volumen de consumo de los uruguayos oscila entre 18 y 22 toneladas” y explicó que “se destinará un máximo de 10 hectáreas para producir”.

Las grandes plantaciones de marihuana estarán custodiadas por fuerzas policiales o militares (o ambas) y los costos de seguridad correrán por cuenta de la empresa.

Aquellas personas que tienen plantas en sus domicilios cuentan con un plazo de 180 días para inscribirlas en el Ircca. En caso de no hacerlo, el Ircca podrá sancionarlos con multas económicas y decomiso. Cánepa advirtió que la sanción penal podrá llegar, pero luego de agotar otros caminos sancionatorios.


Populares de la sección

Comentarios