Comunicar con significado

La directora de Gemma, Tamara Farré, habla de la importancia de una comunicación responsable en las organizaciones

La Gestión de la Comunicación es uno de los elementos fundamentales en el plan estratégico de toda empresa u organización.

La comunicación como valor social, es la base de nuestra afirmación, ya sea como personas, como grupo, como empresas, etc.

Por lo tanto, aprender a comunicarse es fundamental para el desarrollo de nuestra personalidad. y por tanto también para el desarrollo de nuestros emprendimientos y empresas.

En esta oportunidad, me gustaría repasar con ustedes algunos aspectos que deberíamos de tener siempre en cuenta al momento de pensar en la comunicación de nuestros emprendimientos, empresas, proyectos, etc.

Lo primero que me gustaría destacar a este respecto, es que la gestión de la comunicacion tal como se plantea al inicio, es un asunto que implica a todos los emprendimientos, empresas y organizaciones.

No importa el tamaño ni la cantidad de personas, todo comunica, y por tanto, es fundamental tomar conciencia de la importancia que este valor tiene, y de lo beneficioso que puede ser una buena estrategia de comunicación para el desarrollo y consolidación de nuestros proyectos.

Con facilidad podemos perder de vista que la comunicación entra en el campo de los valores. Pero cuando hay problemas de comunicación en el trabajo, con los hijos podemos  percibir que una buena comunicación en general hace la diferencia entre un relacionamiento “feliz” o no.

¿Por qué es importante una gestión responsable de la comunicación?

El valor de la comunicación nos ayuda a intercambiar de forma efectiva pensamientos, ideas y sentimientos con las personas que nos rodean, en un ambiente de cordialidad y buscando el enriquecimiento de ambas partes.

Entablar un diálogo con los demás, nos permite conocer su sentir, su manera de pensar, sus preferencias y necesidades. Nos permite también aprender de su experiencia, aprender otros puntos de vista, validar los nuestros, y un sinfin de cosas más.

La comunicacion como valor estratégico para nuestros proyectos

La crisis económica, social y medioambiental que se hace cada vez mas evidente,  esta obligando a las empresas a revisar y tomar conciencia de la importancia de mantener comportamientos éticos para fortalecer la gestión de identidad desde los valores y, a partir de allí, gestionar su imagen y reputación corporativa de forma transparente y confiable.

Esto hace que los límites de la organización por tanto estén en expansión y con ello se hace cada vez más necesaria una buena gestión de la comunicación como base para el relacionamiento con los diferentes públicos (internos y externos).

En este contexto, lo primero que debemos de tener en cuenta es que tanto nosotros como individuos, y mas aún, las empresas, organizaciones y demás, comunican al hacer y al no hacer; al hablar y al no hablar; por ello es vital que se tome conciencia de la importancia que tiene una alineación estratégica de la comunicación, la estrategia del negocio y las relaciones como parte de la gestión.

Por otro lado, cada vez es mas evidente que la manera de comunicarse de las empresas determina su cultura, su imagen y reputación corporativa. Aunque se gestionen (o no) se debe recordar que todo lo que la empresa hace y comunica genera un vínculo con su entorno (interno y externo).

La empresa debe entender que todo lo que hace (y cómo lo hace) construye significados, lo cual es muy importante a tener en cuenta, pues una buena gestión de esto es en general un pilar clave en la generación de valores y consolidación de ideas, proyectos, empresas, negocios, etc.

Podemos ennumerar un montón de estrategias, tecnicas, herramientas y conceptos para una buena estrategia de comunicación, pero por sobre todo, me interesa destacar algunos conceptos claves y básicos sobre los cuales toda planificación de comunicación debería basarse

¿Cuáles podríamos decir que son los elementos que debería de tener una “comunicación responsable”?

- Escucha Activa

Una comunicación fluida y efectiva, unicamente se establece cuando existe un esfuerzo consciente para escuchar.

Cuando una persona quiere perfeccionar la comunicación, generalmente se empeña en perfeccionar su lenguaje y expresión, olvidándose de que hace falta, por sobre todo, perfeccionar su capacidad de escuchar.

- Presencia y atención

Estar presentes en la conversación, o en el mail, o en la comunicación que estemos recibiendo.

Evitar las interrupciones, dejar otras tareas, y enfocar nuestra atención a ese momento de comunicación.

En esa presencia, seguro logremos una comunicación mucho mas eficiente, tanto para el receptor como para el emisor.

- Empatía

Para que se profundice la comunicación, hay que saber ponerse en el lugar de los demás. Así se genera la verdader comprensión.

- Conciencia y Coherencia

La comunicación trasciende las palabras; se compone también de las actitudes, de los gestos, del tono de voz, de la expresión física, de las acciones.

La comunicacion responsable requiere actitudes coherentes con lo que se transmite

Por tanto, es fundamental no solo tomarse un tiempo para reflexionar de la forma en que nos estamos comunicando, y cómo podemos hacer de este valor un aliado para nuestro negocio, teniendo siempre en cuenta, la responsabilidad que esto conlleva y lo importante que es planificar, atender y gestionar la comunicacion partiendo de estos principios básicos que mencionabamos anteriormente.

La comunicación rara vez se da en un momento único: comienza antes que la palabra y continua después de ella. Debemos de tener esto siempre presente si queremos apuntar hacia una comunicación responsable.

Para las empresas, la comunicación responsable otorga importantes beneficios. Transparencia, fidelización, sentido de pertenencia, ética y por sobre todo, una buena gestión de comunicación genera CONFIANZA, la base necesaria para la consolidación de cualquier negocio.

*Directora de Gemma


Comentarios

Acerca del autor