Comunistas celebran adhesión al paro general del jueves pasado y dicen que fue "contundente"

ntegrando el gobierno, el PCU respaldó la paralización de 24 horas

Lejos de dar por cerrada la polémica con el gobierno y los demás sectores del Frente Amplio, el Partido Comunista del Uruguay (PCU) celebró el nivel de adhesión al paro general de 24 horas que impulsó el PIT-CNT y que se realizó el jueves pasado en rechazo a las pautas salariales que promueve el gobierno y al ajuste fiscal planteado en la Rendición de Cuentas.

El viernes, El Popular —órgano de prensa oficial del PCU— divulgó una edición digital especial dedicada al paro bajo el título "Un millón de señales", en alusión a la cantidad de trabajadores que, según el PIT-CNT, adhirieron a la medida de lucha. La portada está ilustrada con dos fotos: una de 18 de julio y otra de Avenida del Libertador sin movimiento con una leyenda que comienza destacando lo "contundente" de la paralización.

La decisión del PCU de respaldar públicamente el paro causó malestar en otros sectores del Frente Amplio, dado que se entiende que en función de los reclamos se trató, directamente, de una medida contra el gobierno que los comunistas integran en cargos jerárquicos del Poder Ejecutivo, como el caso del director nacional de Trabajo, Juan Castillo y la subsecretaria de Desarrollo Social, Ana Olivera, —quienes forman parte de la orgánica comunista— y la ministra Marina Arismendi, histórica dirigente comunista que actualmente no ocupa cargos de dirección del PCU.

El editorial de la edición de El Popular tras el paro, expresó: "La respuesta fue gigantesca, en cantidad y en calidad. Pararon más de un millón de trabajadoras y trabajadores y el alcance fue nacional. Se paró en todo el país".

Antes de la paralización, la colectividad había expresado su respaldo a la medida en otro editorial de la misma publicación partidaria: "El gobierno, nuestro gobierno, ha anunciado algunas medidas que no compartimos y que, además de no resolver los problemas planteados en el terreno económico, lo distancias de su base social, por lo tanto lo debilitan y debilitan a todo el campo popular".

En esa línea, el PCU aclaró que su decisión de apoyar el paro no representa una contradicción por el hecho de integrar el gobierno ni tampoco una algo que deba generar un enfrentamiento con los demás sectores de la izquierda. "No es contra los cambios, es a favor (...) sostuvo la colectividad en el editorial previo a la medida.

La decisión del PCU de apoyar el paro general del jueves pasado causó malestar en otros sectores del Frente Amplio, cuyos dirigentes cuestionaron a esa colectividad. El día de la paralización, la senadora, secretaria general del Partido Socialista, Mónica Xavier, escribió en Twitter: "En momentos de incertidumbre económica regional y mundial, es importante para la izquierda valorar los avances y protegerlos como el agua".

En tanto, el director del IMPO y dirigente de la Lista 1303, Gonzalo Reboledo, afirmó al contestar una publicación de otro usuario en esa misma red social que "estar en el Ejecutivo y hacerle un paro al Ejecutivo es raro por lo menos".


Populares de la sección