Con los flashes encima, Gonzalo Mujica busca imponer sus temas

El diputado se reunió con dirigentes de todo el abanico político
La agenda del diputado Gonzalo Mujica está cargada. Las luces de las cámaras iluminan su figura como nunca antes. El rompimiento con el Frente Amplio, que dejó al oficialismo sin la mayoría parlamentaria en Diputados por primera vez desde que la izquierda está en el poder, puso al ahora legislador independiente en el centro de la escena en un año definitorio para el gobierno.

En las últimas dos semanas, Mujica mantuvo reuniones con casi todo el abanico político.
Primero mostró cercanía con el líder del Partido de la Gente, Edgardo Novick, y sus políticas de seguridad, a raíz de que este contrató como asesor al exalcalde de Nueva York, Rudoplh Giuliani. Mujica se reunió con Novick el 24 de enero en Punta del Este y el miércoles 1° de febrero dijo al programa Buscadores de Televisión Nacional: "En materia de seguridad pública soy partidario de la tolerancia cero".

"No estoy dispuesto a votar ningún incremento del gasto público que signifique al mismo tiempo un incremento del déficit fiscal" Gonzalo Mujica, diputado

El lunes pasado fue el turno del senador del Partido Independiente, Pablo Mieres; el miércoles mantuvo un encuentro con el líder nacionalista Luis Lacalle Pou; y ayer jueves se reunió con el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda.

"Le planteé la necesidad de ir a un debate sobre gasto público. Creo que la sociedad está al borde de su capacidad contributiva. El Estado está al borde de la capacidad extractiva de recursos de la sociedad y, por lo tanto, yo no estoy dispuesto a votar un solo aumento de impuesto más", dijo Mujica tras la reunión con Miranda.

Ayer, también estuvo con el intendente blanco de Florida, Carlos Enciso, quien busca formar su propia agrupación dentro del sector Todos que lidera Lacalle Pou. Mujica también manifestó el interés de reunirse con el senador colorado Pedro Bordaberry.

Además del cuidado del gasto, en las reuniones Mujica aseguró que impulsará en la próxima Rendición de Cuentas una instancia con alcance presupuestal, el incremento del salario para los militares y la eliminación de topes jubilatorios.

Los rebeldes

Aunque por primera vez desde que es gobierno, el Frente Amplio quedó con 49 diputados, la apretada mayoría parlamentaria de la izquierda ya obligó al oficialismo en más de una ocasión a lidiar con distintos legisladores de la coalición que en su momento, para una ley puntual, pusieron sus condiciones y concentraron toda la atención. En octubre de 2005 el comunista Eduardo Lorier dejó una rosa roja sobre su banca en el Senado y abandonó la sala para evitar votar, junto al resto del Frente Amplio, la habilitación a la Armada para participar en operaciones promovidas por Estados Unidos.

El diputado socialista Guillermo Chifflet siguió una actitud similar dos meses después y renunció a su banca cuando le quisieron imponer votar en favor del envío de tropas uruguayas a Haití.

En mayo de 2011, el diputado Víctor Semproni impidió aprobar, como impulsaba el resto del Frente Amplio, un proyecto interpretativo de la ley de Caducidad que en los hechos anulaba la normativa.
El legislador, ya fallecido, se retiró de sala cuando el resto del oficialismo votó por la anulación de la ley y dejó así a la izquierda con 49 votos entre 98 legisladores. "No vamos a transitar por el camino de disciplina partidaria", dijo Semproni durante su intervención.

En el año 2013 el diputado de la Liga Federal, Darío Pérez, tuvo en vilo al Frente Amplio con su postura contraria a la ley que regularizó la marihuana. Aunque finalmente dio su voto a la norma, el legislador argumentó en contra. "A mí no me gusta mal hablar, pero la marihuana es una bosta", señaló en sala.
En 2015, Semproni, junto a los diputados de la Liga Federal, Pérez y Sergio Mier, volvieron a acorralar a las mayorías del Frente Amplio. Durante la votación del Presupuesto quedó sin efecto, como pretendía el Poder Ejecutivo, el pasaje de la Policía Caminera a la Guardia Republicana y la eliminación de vacantes en las Fuerzas Armadas. En la Rendición de Cuentas de 2016 la Liga Federal exigió cambios tributarios, pero también la votó. Y este año repite su reclamo.

Populares de la sección