Con viento en la camiseta

El senador Luis Lacalle Pou recorrió la Rural del Prado como en tiempos de campaña
No lo voto porque soy francés, pero soy admirador suyo", le dijo un hombre a Luis Lacalle Pou quien ayer, con porte de candidato y las encuestas de opinión pública a favor, se sentía cómodo en la exposición del Prado, una zona de público amigo para los blancos.

Fue allí para reunirse con la cúpula de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) que tradicionalmente recibe en su sede a la dirigencia política.

El francés se llama Pierre Venzal y está en Uruguay desde 1973 cuando vino con la ilusión de ser domador, tarea que hace en Los Cerrillos.

Mientras hablaban de caballos, una joven se acercó. "Lo saludo ahora porque cuando sea presidente no va a ser tan fácil", le dijo emocionada. "Si es así recordamelo", le respondió Lacalle Pou al darle un beso.

Temprano se cruzó en la Rural con su padre, el expresidente Luis Lacalle Herrera, y con el líder colorado, Pedro Bordaberry.

A la Asociación Rural, fue acompañado del senador Álvaro Delgado, el diputado Armando Castaingdebat, cuatro intendentes: José Luis Falero de San José, el de Flores Fernando Echeverría, Carlos Enciso de Florida y Carmelo Vidalín de Durazno.

También fue con la economista Azucena Arbeleche y asesores, entre ellos, Rodrigo Herrero, el representante de la oposición en el Instituto Nacional de Colonización. Herrero fue presidente de la Federación Rural.
.
En la Asociación hablaron de los aranceles que se pagan por las exportaciones (más de US$ 600 millones), el desempleo, mercados, los problemas de infraestructura del país y costos de la producción, que consideran altos en relación a los competidores.

"Le meten la mano a los contribuyentes", opinó luego el senador.

Fotos


Lacalle Pou continuó caminando y lo abordó un productor que trabaja un tambo de 120 hectáreas en tierras de colonización. "¿Qué pasa con los colonos?", preguntó el hombre, "¿tendremos que vender e irnos?", insistió al mostrar su preocupación. No encontró una respuesta. Los tamberos reclaman que se les pague un poco más por la leche.

El líder del sector Todos hacia Adelante casi no podía avanzar. Lo paraban para estrecharle la mano, le pedían para sacarse fotos, él tomó algunas selfies, le pidieron que levante niños y que entre a comercios a saludar. A todos les sonrió.

Pasado el mediodía llegó al local de la firma José A. Valdez, que está cumpliendo 100 años en los negocios rurales. Se sentó a comer con los dirigentes, opinó que la reunión con la ARU fue buena, pidió un jugo de naranja y una picada para compartir.

El rematador Abayubá Váldez dijo a El Observador que "el campo se está endeudando" y "se perdió renta agropecuaria en la soja y el arroz". Igual espera que el sector se recupere, porque siempre salió de situaciones complicadas.

Músicos.


Las emisoras de Cori celebraron ayer su cumpleaños 50 en el Prado y por allí pasó Lacalle Pou.

Se encontró con el duo Larbanois - Carrero que lo estaban entrevistando en radio MonteCarlo. "Soy tu hincha número uno, le dijo a Larbanois y se abrazaron. "¿Escuchaste el último disco?". No, respondió Lacalle Pou. "Te lo voy a mandar, te va a gustar"..."No, no, yo lo compro, hay que apoyar a la industria nacional" dijo el líder blanco.

Siguió y se cruzó con el cantante Jorge Nasser.

Lacalle Pou le contó con detalles que hace tiempo lo fue a ver al Teatro de Verano cuando era la voz de Niquel. Hablaron de la versión de Nasser de "Milonga de Pelo Largo", que es la que más le gusta al senador.

En el camino vio al intendente de Artigas, Pablo Caram y se saludaron. Después entró a un galpón con ovejas, habló con empleados, fue a donde estaban los caballos y visitó el Museo de Anatomía de la Facultad de Veterinaria.

Una joven le pidió que fuera al stand del MIDES y le dijo que sí.

Delgado, Enciso y Castaingdebat seguían con él.

"Vengo a decir lo que puedo hacer ahora, no lo que haría en tres años", comentó Lacalle Pou a El Observador.

Desde el oficialismo afirman que la oposición está en campaña, en particular el Partido Nacional.
"Nosotros hacemos propuestas y no las tienen en cuenta, matan al mensajero. Quedan tres años y con las herramientas que tengo debo hacer lo posible para dar una mano". "Hoy vine a la Rural donde está caminando el Uruguay", comentó.

A la prensa del interior le dijo que "el ajuste fiscal y aumentar el tope para endeudarse va a contramano de lo que se necesita".

Un matrimonio con un bebé le pidió para sacarse una foto. "Ella es de los tuyos, yo no", le aclaró el joven. "Bueno –le dijo Lacalle Pou– capaz que en la segunda vuelta, me votás".

Recordó que había prometido ir al local del MIDES y para allá enfiló. No entró, se quedó en la puerta, lo abrazó una señora que vende los tejidos que fabrica en un telar.

Le pidieron más fotos y aceptó.

"Para el campo hay que tomar decisiones, es un ámbito donde se es tomador de precios y se pagan aranceles. Y en lo interno se pagan tributos y las ineficiencias", comentó a periodistas de programas especializados en ese rubro.

"Al gobierno se le terminó el viento de cola y ahora espera que mejoren los precios", acotó a El Observador.

"Vamos arriba presi", le gritó el vendedor de algodón de azúcar. Lacalle Pou lo saludó de lejos levantando la mano y con una sonrisa. Así el líder blanco dejó la Rural a la que volverá en 2017 cuando falten dos años para las elecciones.

Socio de Boston River

Temprano en la mañana, Radio Rural entrevistaba ayer en sus estudios al senador Pedro Bordaberry cuando llegó Luis Lacalle Pou.

El senador blanco entró y sorprendió a los periodistas y al líder colorado. "Llegó la competencia", dijo Bordaberry. "Competencia no", le dijo Lacalle Pou.

El colorado que ya se iba pidió para hacerle la primera pregunta. ¿Es cierto que sos hincha de Boston River?. Si, respondió Lacallle Pou.

El líder blanco contó luego a El Observador que es el socio 167 de Boston River y también es socio uno de sus hijos.


Populares de la sección

Acerca del autor