Condenan en Chile a exagentes de Pinochet por torturar a presas políticas

El fallo ratificó una sentencia a siete años de prisión para un brigadier y cinco años para otros dos ex oficiales
La Corte de Apelaciones de Santiago condenó este lunes a prisión a tres exagentes de la Policía Secreta de Augusto Pinochet (1973-1990) por torturar a seis presas políticas en los primeros años de la dictadura, informaron fuentes judiciales.

En un fallo unánime, la VII Sala del tribunal de alzada ratificó la condena de siete años de prisión al brigadier Miguel Krassnoff Martchenko y de cinco años al exteniente coronel Francisco Ferrer Lima y al exsuboficial Basclay Zapata Reyes como autores de las torturas sufridas por las presas políticas.

Los tres cumplen actualmente penas de prisión tras ser condenados en numerosos casos de secuestros calificados (desapariciones) y homicidios calificados, que en el caso de Krassnoff llegan a 386 años.

Las víctimas, supervivientes de la prisión, son Gloria Laso Lezaeta, Viviana Uribe Tamblay, Mónica Uribe Tamblay, María Virginia Hernández Croquevielle, Amanda de Negri Quintana y María Reyes Noriega, quienes fueron sometidas a vejámenes en distintos períodos del año 1974.

Gloria Laso es una conocida actriz de teatro, cine y televisión que ha actuado en películas como Estado de Sitio, de Costa Gavras; La Frontera, de Ricardo Larraín, La Rosa de los Vientos, de Patricio Guzmán y Gloria, de Sebastián Lelio, y en numerosas series de televisión.

Amanda de Negri Quintana es una conocida abogada de derechos humanos, tía del fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri, muerto en 1986 tras ser quemado vivo por militares junto a Carmen Gloria Quintana, quien logró sobrevivir, durante una protesta contra la dictadura de Pinochet.

Las prisioneras, según estableció el juez especial Leopoldo Llanos, que investigó el caso, fueron torturadas en un centro clandestino de torturas y exterminio de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional).

En ese lugar "se mantenía a una gran cantidad de detenidos a los que se interrogaba y torturaba ininterrumpidamente; estaban vendados, amarrados o encadenados, privados de alimentos de agua y sueño", señala el expediente del caso.

"Se practicaban interrogatorios a los detenidos, que consistían en aplicación de electricidad en diferentes partes del cuerpo, con la técnica de "la parrilla", entre otros. Se les mantenía en una pieza común relativamente amplia y en un lugar denominado 'El hoyo' que llegó a tener más de diez detenidos en condiciones de extremo hacinamiento, sin ventanas ni ventilación", precisa.

En el aspecto civil, el tribunal de alzada confirmó la sentencia que condena al Estado de Chile pagar una indemnización de cincuenta millones de pesos(unos US$ 76.000) a cada una de las víctimas, por concepto de daño moral.
Fuente: EFE

Populares de la sección