Conflicto en aduanas brasileñas trancó la exportación de arroz

Hay gran preocupación a nivel industrial; solo pudo ingresar el 20% de lo comercializado

Existe una gran preocupación a nivel de la industria molinera arrocera de Uruguay, considerando que están muy trancadas las exportaciones del grano hacia Brasil, mercado que se había reactivado recientemente inyectando buen ánimo en un sector de la agricultura nacional que viene afrontando diversas dificultades.


El trancazo a nivel de la frontera es consecuencia del conflicto generado por movilizaciones que, por el reclamo de mejoras salariales, han activado los fiscales de la Receita Federal (la aduana brasileña).


El conflicto, que lleva 40 días y lejos de solucionarse se sigue radicalizando, hace que "solamente estén liberando el ingreso (de camiones con diversos productos, no solo arroz) los lunes y los viernes, el resto de los días no están trabajando, el conflicto es muy grande y está cada vez más grave", dijo una fuente del sector industrial a El Observador.


El precio del arroz mejoró y hay negocios claramente por encima de los US$ 500 por tonelada.


"Si bien hemos cerrado negocios vendiendo volúmenes grandes a compradores de Brasil, y pueden aparecer incluso las correspondientes denuncias de exportación en la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), la liberación ha sido muy pobre; de los permisos tramitados no más del 20% efectivamente pudo cruzar la frontera", añadió.


La demanda brasileña es notoria, ocurre además tras un período de varios meses en los que no había negocios y fue muy complicado colocar arroz en el exterior, pero lamentablemente se ha podido cruzar muy poco de lo vendido, adversidad que se agrava y no se puede precisar cuándo se normalizará.


"¿De qué vale vender si no se puede materializar la entrega?", se preguntó la fuente.


De hecho, explicó, los compradores cancelaron la realización de pedidos, añadió.


En materia de precios, negocios concretados recientemente, direccionados a destinos no fronterizos, han alcanzado valores que están superando claramente los US$ 500 por tonelada (FOB Montevideo).


En el caso de las exportaciones vía frontera terrestre, hacia Brasil, los precios andan entre US$ 460 y US$ 465 por tonelada.


De los mercados no vecinos Perú es el mayor demandante, con un atractivo revitalizado de ese cliente, porque actualmente el derecho específico a pagar está fijado en US$ 35, cuando en diciembre, por ejemplo, estuvo en US$ 115, e incluso hubo valores superiores a eso.


Volviendo al caso de Brasil, la buena noticia es que, según se estima, el real se seguirá fortaleciendo y eso será un factor positivo para la importación que se haga desde el vecino país, pero se entiende que será clave que se produzca una solución al mencionado conflicto aduanero.


Otro aspecto que incidirá en el mercado internacional es el aumento previsto en el costo de los fletes de Asia al Pacífico. Por ejemplo, un contenedor en julio, el flete de Tailandia a Perú son US$ 500, a partir del 1° de agosto pasará a US$ 1.300.


Populares de la sección

Acerca del autor