Conozca el plan nacional para pagar la patente y multas atrasadas

Solo podrán efectuar este tipo de convenios quienes tengan deudas generadas anteriores al año 2015

En el marco del acuerdo celebrado en el Congreso de Intendentes en octubre, las intendencias elaboraron un plan de facilidades para el pago de las deudas de patente y multas de tránsito generadas hasta el 31 de diciembre de 2015. En conjunto con ese plan se lanzará un plan de fiscalización a nivel nacional para que los contribuyentes se mantengan al día.

Para el caso de las deudas por patente de rodados y sanciones por mora, el Plan de Regularización de Adeudos establece que se podrá cancelar a través de "un pago del equivalente al 50% del valor de aforo del vehículo; "del valor que se determine según su cilindrada" para el caso de las motos y similares; y "del valor que se determine según su capacidad de carga" para el caso de las zorras y remolques.

En caso de que el total adeudado no supere los montos establecidos por esas categorías, la cancelación será a través del pago de todo lo generado a diciembre de 2015. Lo mismo sucede para el caso de las multas de tránsito, y "los gastos administrativos y/o judiciales de persecución de las mismas" aplicadas hasta esa fecha.

El plan de pago implica en todos los casos una entrega inicial equivalente al 10% de la deuda, que tendrá que pagarse dentro de los tres días hábiles de la suscripción del convenio. El restante 90% podrá financiarse hasta en 72 cuotas a pagar en forma mensual, máximo establecido por el Congreso de Intendentes. Además, la vigencia del convenio "queda supeditada" a la cancelación dentro de los tres días hábiles de suscripción de las deudas que se hayan generado desde el 1º de enero de 2016.

El director de Recursos Financieros de la Intendencia de Montevideo, Juan Voleker, explicó a El Observador que los convenios se harán en Unidades Indexadas y que en ningún caso esta refinanciación significa una reducción de la deuda en términos reales. Solo podrán efectuar este tipo de convenios quienes tengan deudas generadas anteriores al año 2015.

Si el vehículo tiene deudas en varios departamentos, por haber sido reempadronado en otra ciudad, el convenio establece que en aquel departamento al que se dejó de pertenecer "se le exigirá el pago de la deuda devengada hasta el año anterior al del respectivo reempadronamiento".

Atraso de cuotas y retiro de chapas

La necesidad de estas acciones, dijo Voelker a El Observador, surge de los niveles elevados de morosidad detectados en todo el país donde alcanza un 23%. Así, en conjunto con la refinanciación de las deudas, las intendencias planifican un plan nacional de fiscalización. La idea es que haya un "compromiso de gestión de cada uno de los gobiernos de reportar las acciones fiscalizadoras", explicó el director de Recursos Financieros de la IMM, que apunte a la fiscalización durante todo el periodo de gobierno. "No es un impulso aislado ni tampoco aislado en el tiempo", destacó el jerarca.

"Una vez que se hace el convenio la persona tiene que estar al día, es decir, con las cuotas del año correspondiente y la cuota del convenio. Si en cualquiera de los dos casos se atrasa, la deuda se inscribe el Clearing", señaló Voelker.

El plan de refinanciaición establece entonces que el convenio caducará en caso de que haya un atraso de tres meses, o de dos o más cuotas normales de los vencimientos de patente. Si el convenio caduca, la entrega inicial y lo que se haya pagado hasta el momento "se imputará a la deuda más vieja con sus sanciones por mora correspondientes".

Por otra parte, en caso de que la persona se atrase en tres o más cuotas del convenio de regularización, tanto la intendencia que emitió como cualquier otra podrán retirar las chapas del vehículo. Además, los vehículos que tengan chapas que no estén vigentes y que no se incorporen a este plan de repago, "serán dados de baja de los registros de la intendencia", por lo que esas chapas también podrán ser retiradas.


Populares de la sección