Consecuencias de una incorrecta alimentación en el embarazo

Nuevos estudios parecen mostrar que una dieta inadecuada durante la gestación altera el ADN del bebé y despierta el trastorno de hiperactividad por déficit de atención en niños con problemas de comportamiento.
La investigación, llevada a cabo por el King College de Londres y la Universidad de Bristol en Reino Unido, sería la primera en confirmar que una dieta poco saludable durante la gestación puede alterar el ADN del bebé en una forma que podría dar lugar a cambios en el cerebro y a más largo plazo desarrollar trastornos de comportamiento como el TDAH.

El estudio publicado en la revista Journal of Child Psychology and Psychiatry intenta analizar los procesos involucrados en la asociación de una dieta alta en grasas y azúcares con problemas d conducta y TDAH.

Los investigadores compararon un grupo de 83 niños con inicios tempranos de problemas de conducta persistentes, con otro de 81 niños con niveles bajos de problemas de comportamiento y evaluaron cómo la nutrición de sus madres indujo modificaciones en un gen conocido como IGF-2, involucrado en el desarrollo fetal y el desarrollo del cerebelo y el hipocampo, las áreas del cerebro implicadas en el desarrollo TDAH.

Los resultados mostraron que las dietas con alto contenido de grasa y azúcar están asociadas con un mayor grado de modificación de IGF-2 en ambos grupos de niños. Sin embargo, los expertos señalan que la dieta inadecuada es solo un factor de varios influyentes en el desarrollo de TDAH. Aunque sea potencialmente significativo, no es un agente causal único.

Si bien se necesita de más estudios exhaustivos, estos resultados se suman a una gran evidencia de cómo influye la dieta en la salud mental. "Por ejemplo, hay buena evidencia de que la dieta puede afectar a la depresión. Por supuesto que afecta a la obesidad, pero la obesidad está relacionada con lo que pensamos de nosotros mismos y puede estar relacionado con el TDAH".

El director de salud mental en el Royal College of Paediatrics and Child Health, doctor Max Davie señala que la hipótesis se aplicó a un subgrupo bastante pequeño de niños y desarrolló una teoría propia sobre las razones de este proceso: "Puede ser que las madres con una dieta más deficiente sean más impulsivas por naturaleza, y por lo tanto les resulte más difícil resistirse a las opciones no saludables, y esta tendencia hereditaria es, al menos en parte, responsable de la presencia de síntomas de TDAH en sus hijos". Mucho más queda por investigar al respecto, pero se debe aprovechar cualquier oportunidad para ayudar a evitar problemas de salud, agregó.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy
Fuente: INFOBAE

Populares de la sección