Consejo de Ministros cerró filas por proyecto de Rendición de Cuentas "prudente"

Hay acuerdo en el gabinete presidencial sobre los principales elementos que conforman el proyecto

En seis horas el gabinete presidencial le dio este sábado las últimas pinceladas al proyecto de ley de Rendición de Cuentas que contiene la previsión del gasto hasta el año 2018 y se lo presentará en el Secretariado del Frente Amplio el próximo martes.

Participantes del encuentro, que tuvo lugar en la residencia presidencial de Suárez y Reyes, dijeron a El Observador que el proceso de discusión no está finiquitado pero que existe un acuerdo global entre los integrantes del gabinete acerca de los principales elementos que conforman el proyecto. De hecho, los asistentes de la reunión describieron que hubo "satisfacción" por los avances alcanzados en la jornada de trabajo.

El gobierno ideó una Rendición de Cuentas que tendrá un aumento del gasto "prudente" en función de las incertidumbres que atraviesa la región. El Ejecutivo reconoce que hay un buen funcionamiento macroeconómico en el país y proyecta un escenario de mejora. Sin embargo, en el diagnóstico identifican una situación de debilidad regional que constituye riesgos para el país.

Por eso el presidente Tabaré Vázquez y sus ministros han optado por recorrer un camino de "cautela" que se verá reflejado en el ejercicio. No obstante, las fuentes consultadas afirmaron que se "mantienen" las líneas estratégicas definidas por el programa del Frente Amplio: educación y Sistema Nacional de Cuidados en primer orden. "Esos elementos no se han cambiado", comentó uno de los informantes.

Al término de la reunión, el secretario de Presidencia, Miguel Ángel Toma, el proscretario, Juan Andrés Roballo, y el director de la Oficina de Planemiento y Presupuesto (OPP) brindaron una conferencia de prensa. Consultado por el espacio fiscal para la presente Rendición, Roballo dijo que no adelantaría ningún número hasta que el proyecto le sea presentado a la fuerza política.

Uno de los desafíos presupuestales del gobierno –y que genera más reclamos desde diversos sectores- es llegar al 6% del Producto Interno Bruto (PIB) para la educación en esta administración. Desde el interior del gobierno hay quienes piden que se cumpla con lo prometido.

"El reclamo docente es un reclamo compartible. Viene tratando de que se concrete el famoso 6% del PBI esperado y comprometido por la campaña electoral. Lo dijo y lo repitió el presidente de la República, que espera terminar la gestión con ese porcentaje. Yo no formo parte de la elaboración del borrador de la Rendición de Cuentas pero seguramente vamos a tener que apostar, trabajar y negociar para acercarnos lo más posible a la legítima aspiración que tienen los gremios docentes. Para una fuerza política de izquierda, comprometerse en una campaña electoral es comprometerse a cumplirlo después. Nos dejaría mal a todas las partes si después no cumplimos con eso, al menos sin debate, sin discusión, sin explicar", dijo el director de Trabajo, Juan Castillo, en una entrevista con El Observador publicada el 8 de junio.


Populares de la sección