Consejos para leer el etiquetado nutricional

La etiqueta nutricional es una herramienta que brinda información de utilidad para hacer mejores elecciones al comprar.
El mercado de hoy ofrece una enorme variedad de productos, que incluyen distintas marcas y opciones adecuadas al tipo de consumidor. Para saber hacer buenas elecciones a la hora de elegir lo que se va a comprar y consumir el muy útil tomarse un tiempo para prestar atención a lo que dice el rotulado, pues este brinda información acerca de los nutrientes y sus cantidades en el alimento.


Algunos de los aspectos a tomar en cuenta al momento de leer una etiqueta son los siguientes:

  • Valor energético: en kilocalorías (Kcal) y kilojoules (Kj)
  • Proteínas, carbohidratos, grasas totales, grasas saturadas, grasas trans y fibra alimentaria (g)
  • Sodio (mg)
  • También pueden aparecer valores de azúcares, grasas saturadas, grasas mono y poliinsaturadas (g) y de colesterol (mg)
  • Optativamente pueden aparecer vitaminas y minerales (mg o µg)
  • Porción: en g o ml y en medidas caseras. (También puede aparecer expresado cada 100 g)
  • Porcentaje: que suponen esos nutrientes de la cantidad de calorías recomendadas. (%VD)

Tamaño de la porción: La porción se define como la cantidad media del alimento que debería ser consumida por personas sanas, mayores a 36 meses de edad, con la finalidad de promover una alimentación saludable. Puede estar expresada en gramos, cuando se trata de un alimento, o en mililitros, en el caso de las bebidas.

También aparece expresada en medidas caseras, es decir, unidades, fracción, rebanadas, fetas, rodajas, vasos, tazas, cucharas, etc...

Es importante observar el tamaño de la porción para saber a qué cantidad del alimento corresponden estos valores.

Cantidad de calorías: Indica la cantidad de calorías en una porción. Puede ajustarse el número de calorías, si se come más o menos del tamaño de la porción, haciendo una simple regla de tres.

Porcentaje del valor diario: Indica el porcentaje que los nutrientes de ese alimento representan respecto a la recomendación. Es un valor útil para escoger los alimentos que son altos en nutrientes saludables y reducir el consumo de los que tienen bajo contenido de nutrientes saludables. Los valores diarios se basan en una dieta promedio de 2000 calorías.

Carbohidratos totales: es la cantidad de carbohidratos en gramos presentes en una porción de alimento. El azúcar, el almidón y la fibra conforman los carbohidratos totales de la etiqueta.

Fibra: prefiera alimentos que contengan al menos entre 3 y 5 gramos de fibra por porción, ya que esta es buena para el organismo. Los panes integrales, las frutas y verduras, al igual que las legumbres y la avena son ricas en fibra.

Sodio: el sodio es uno de los componentes de la sal de mesa. La recomendación de consumo es de menos de 2000 miligramos por día.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy